Investigan si tras el cadáver calcinado hay un ajuste de cuentas

Tras confirmar que la primera línea de investigación del hallazgo de un cadáver totalmente calcinado este sábado en las inmediaciones del polígono Pedroche de Córdoba (junto al arroyo del mismo nombre y a la cinta transportadora de áridos de la antigua cementera Asland), la Policía Nacional baraja la hipótesis del ajuste de cuentas, según han confirmado fuentes de la investigación.

Tal y como adelantó este periódico en la noche del sábado, el cadáver es el de un hombre. Fuentes de la investigación sostienen que ya habría sido identificado, y aunque mantienen sus reservas, su origen podría ser el de Sudamérica. Sin entrar en detalles, las fuentes sostienen que la víctima podría haber sufrido represalias por parte de una banda de delincuentes muy peligrosa y que se investiga, también de origen sudamericano.

Según ha podido saber este periódico, sobre las 18:10 un grupo de personas que pasaba por un paraje cercano a la zona del Asland ha visto algo raro. Las primeras llamadas alertaban de la presencia de un cadáver, presuntamente calcinado, algo que aún no está claro. Rápidamente han dado aviso a los servicios de emergencias. Al llegar, han confirmado la existencia de un cadáver.

Fuentes oficiales aseguran que hasta que el forense no finalice su trabajo no se podrá confirmar si el hombre localizado ha sido asesinado o no. El cadáver fue trasladado a última hora de este sábado al Instituto Anatómico Forense de Córdoba, donde le será practicada la autopsia este domingo. Aún no se sabe si el informe definitivo estará listo este mismo domingo o ya el lunes.

Al lugar de los hechos se ha acercado también el juez de guardia, el titular del Juzgado de Instrucción número cuatro de Córdoba, José Luis Rodríguez Laínz (que ya instruyó el crimen de José Bretón). El juez ha sido el que ha ordenado el levantamiento del cadáver, acompañado de su secretaria.

Por otra parte, según ha podido saber este periódico, el cadáver ha sido hallado por un grupo de motoristas que hacía motocross. El lugar no es poco transitado (es un camino usado por muchos ciclistas y senderistas), por lo que también se trabaja con la hipótesis de que el cadáver haya sido quemado recientemente.