Policía Nacional

Un joven de 21 años, hospitalizado tras recibir una puñalada en La Madrila

La madrugada del sábado al domingo volvió a mostrar el lado más negativo de la noche. Un joven de 21 años resultó herido por arma blanca en la plaza de Albatros, en la Madrila baja. Según fuentes de la Subdelegación del Gobierno este chico fue herido por otro de 23 años hacia las cinco y media de la mañana, cuando la mayoría de los bares de copas de esta zona estaban ya cerrados.

Según un hostelero la disputa se produjo en las proximidades de una bocatería que permanece abierta hasta altas horas de la noche. Un testigo presencial aseguró que el agresor tiró el arma ante la presencia de la Policía Local, que fue la que actuó en un primer momento.

El joven agredido fue trasladado por una ambulancia al hospital San Pedro de Alcántara, en donde se le realizó una intervención de emergencia. La herida afectó a la zona del abdomen izquierdo pero no tocó ninguna zona vital, lo que restó gravedad a su herida. Tras ser trasladado a la zona de reanimación posquirúrgica permaneció en observación, tal y como informa el Servicio Extremeño de Salud (SES).Continúa ingresado y siguiendo el protocolo médico.

El agresor fue detenido por la Policía Local, pero después pasó a disposición de la Policía Nacional y quedó detenido en la comisaría.

Hosteleros de la zona manifestaron no haberse enterado de las circunstancias en las que se produjeron estos hechos, puesto que muchos ya habían cerrado sus locales. Es el caso de David Vivas, de Barroco, que se enteró ayer de este suceso, ya por la mañana.

«Hechos puntuales»

Emilio Cabreros, que gestiona el local Ivanhoe, explicó que la plaza de Albatros estaba llena de gente cuando se produjo este suceso. «Yo solo vi llegar a la ambulancia, debió pasar algo dentro de la bocatería». En todo caso, apunta que hechos como estos son «puntuales», y que en su trayectoria en el mundo de la hostelería sólo ha visto dos o tres sucesos de esta índole. El pasado verano se produjo también una pelea en la que se vieron implicados varios jóvenes. Uno de ellos sufrió una gran herida con un vaso por el que se le dieron 15 puntos de sutura.

La Madrila, zona de ocio por excelencia en Cáceres durante décadas, mantiene actualmente un perfil más bajo, por el cierre de una buena parte de sus locales. La investigación por contaminación acústica hizo que se cerraran ocho locales hace cinco años. El juicio del ruido en esta zona quedó visto para sentencia el pasado 31 de octubre.

Actualmente la oferta de ocio está mucho más limitada aunque continúa manteniendo su tirón durante los fines de semana. Según los residentes de la zona días como los jueves se ha reducido mucho el impacto del ocio nocturno.

Fuente: http://www.hoy.es/caceres/joven-anos-herido-20171112115724-nt.html