Comisaría General de Policía Científica

INTRODUCCIÓN

La necesidad de dotar a la Policía española de medios acordes con los tiempos provocó el que en el seno de la misma se creasen las Unidades de Policía Científica, con objeto de dar respuesta, a través de la ciencia, a la actividad criminal. La policía científica tiene como funciones el estudio, investigación y desarrollo de técnicas científico-policiales dirigidas a la investigación del delito y a la identificación del delincuente.

La aplicación a la investigación policial, con método racional, de los conocimientos de la Antropología, la Biología, la Química, la Física, la Psicología, la Medicina Legal y la Sociología es lo que desarrolla la Policía Científica. Es decir, es una ciencia multidisciplinar, pero que dispone de métodos y criterios propios, procedimientos y una doctrina específica.

Los policías que trabajan en estos cometidos, por lo general, casi nunca se ven cara a cara con los delincuentes motivo de su estudio; ni siquiera saben quienes son. Lo suyo son las pequeñas muestras y/o los rastros casi invisibles dejados por los que están al otro lado de la raya de la ley. El cometido de estos funcionarios de policía es, sin moverse de sus mesas de laboratorio u otras dependencias policiales anexas, sacar dichos indicios criminalísticos a la luz y aportarlos a quienes llevan la investigación de los casos, a “pie de obra”. Sin embargo con su trabajo, estos hombres y mujeres de Policía Científica tienen suficiente para descubrir y describir las circunstancias en que se produjo un hecho con tanta (a veces incluso con más) claridad que si hubieran estado allí. Su trabajo no está en la calle, ni suelen conocer jamás el rostro de la persona inculpada. Desde sus tranquilas mesas llenas de instrumentos de alta tecnología, 24 horas al día y siete días a la semana, se limitan a determinar lo que ven y cómo lo han visto.

El objetivo de la Policía Científica es la Criminalista a través de la Técnica Policial; o dicho de otro modo, la investigación técnico policial del delito, con el objeto de conseguir la prueba inculpatoria.

Desde cheques falsos, entradas de fútbol, recibos, o cartas manuscritas, hasta pelos humanos o de animales, restos de sangre o de semen; pasando por un amplio abanico de pruebas inculpatorias. Estos son los “elementos” que a diario han de analizar en Policía Científica, para concluir un dictamen y enviarlo a los compañeros de Policía Judicial o directamente al Juzgado solicitante. Desde ese momento dicho asunto se termina en este departamento policial, hasta el momento del juicio oral, en que tal vez el Juez requiera la ratificación pericial del informe aportado con anterioridad a este acto jurídico procesal.

Hasta fechas relativamente recientes, sólo existía el Gabinete Central de Identificación. Pero el área de Policía Científica ha sido fortalecido muchísimo en los últimos años, dotándosele de una importante ampliación de medios técnicos y humanos; lo que refleja la importancia que han ido adquiriendo las técnicas científicas aplicadas en la investigación policial. Pero no siempre fue así. La Policía ha ido cambiado su manera de hacer las cosas, adaptándose en cada momento, a las exigencias del ordenamiento jurídico vigente. Actualmente se esta trabajando en la Policía española de manera que la demostración de los hechos sea mas irrefutable y objetiva cada vez, desdeñando antiguas prácticas de otros tiempos, donde se tenía más en cuenta por el estamento judicial lo que el policía opinaba de lo que había observado, teniéndose esto hoy que demostrar técnicamente ante los tribunales, por medio de informes periciales, análisis, etc. En definitiva, actualmente es necesaria una certeza total.

El trabajo de la Policía Científica, tiene su equivalencia en el Cuerpo de la Guardia Civil, en su Servicio de Policía Judicial, dedicándose a lo mismo, con semejantes exigencias y normas de actuación, aunque su volumen de trabajo sea mas aliviado, ya que el Cuerpo Nacional de Policía soporta e investiga nada menos que el 83% del total de la actividad delincuencial que se genera en España; que se produce precisamente, en su ámbito urbano de competencias.

La base sobre la que se trabaja en este área policial podría definirse así: todo tipo de acción o intervención humana en un objeto o en otra persona deja rastros. Y esos rastros pueden ser encontrados e identificados.

Con la ayuda de la tecnología, que no deja de avanzar cada vez más rápidamente, y con el uso combinado de viejas y nuevas técnicas criminalísticas (ADN , balística, huellas dactiles, PCR), la policía combate eficazmente el crimen, especialmente los casos “insolucionables”.

El crecimiento de la tecnología forense ha facilitado la colección y el intercambio de la información entre las agencias de justicia criminal de todo el mundo. En particular, ha sido y sigue siendo muy importante el archivar primero y el recuperar después, cuando haga falta en cualquier averiguación posterior de los funcionarios investigadores, toda la información de un hecho delictivo, tales como: evidencias biológicas, en armas, y en huellas recuperadas en el curso de una investigación criminal. Mientras más rápida, más detallada y precisa sea dicha recolección e intercambio, más posibilidades habrá de resolver casos del presente y del pasado.

 

ESTRUCTURA

La Comisaría General de Policía Científica está incluida dentro del organigrama de la Dirección General de la Policía y se halla regulada por Orden Ministerial de 28 de febrero de 1995 (BOE nº 55 de 6 de marzo de 1995) con las siguientes unidades y servicios :

1. Secretaria General, en su función de apoyo y asistencia a la Comisaría General, analiza y planifica sus líneas generales de actuación, y gestiona los asuntos relativos al régimen de personal y medios adscritos a la misma. Se responsabiliza además de los bancos de datos propios de la Comisaría General, así como de las actividades en materia de investigación y desarrollo. Igualmente asume la coordinación operativa y el apoyo técnico de las respectivas unidades territoriales.

  • Asuntos generales
  • Planificación y material
  • Objetivos y estadística

2. Unidad Central de Identificación. Asume las funciones relacionadas con la reseña dactilar y fotográfica, el servicio automático de identificación dactilar, tecnología de la imagen, antropología y pericias informáticas, así como la elaboración de los informes periciales, de interés policial y judicial, relacionados con las materias de su competencia.

  • S.A.I.D.
  • Reseñas
  • Audiovisuales
  • Inspecciones

3. Unidad Central de Criminalística. Asume las funciones de estudiar y realizar los informes periciales, de interés policial y judicial, en materia de falsificación documental, grafoscopia, balística forense, identificativa y operativa, trazas instrumentales y acústica forense, así como elaborar métodos y procedimientos técnicos para la práctica de la inspección ocular.

  • Documentoscopia
  • Voz
  • Balística

4. Unidad Central de Análisis Científicos. Asume las funciones de gestionar los laboratorios de Policía Científica en las áreas de BiologíaADN, Química yToxicología, así como la realización de analíticas especializadas y la elaboración de los informes periciales, de interés policial y judicial, relacionados con las materias de su competencia.

  • Química
  • Biología
  • Toxicología
  • A.D.N.

5. Unidad Central de Investigación Científica y Técnica. Asume las funciones relacionadas con la investigación científica y técnica y el control de calidad, así como las relaciones con otros organismos e instituciones, tanto nacionales como internacionales, en materia de policía científica.

  • Informática
  • Estudios e investigación
  • Control de calidad

El Real Decreto 1885/1996, de 2 de agosto (B.O.E. nº 189 de 6 de agosto de 1996) determina como funciones de la Comisaria General de Policía Científica la prestación de los servicios de criminalistica, identificación, analítica e investigación técnica, propios de la Policía Científica, y la elaboración de los informes periciales y documentales que le sean encomendados por los órganos judiciales.

Dentro de la organización del CNP, y en el Area de Policía Científica, se definen además, las siguientes sub-especialidades:

  • La reseña policial
  • Lofoscopia o dactiloscopia
  • Documentoscopia
  • Fotografía policial
  • Balística
  • Nuevas técnicas científicas

 

LA RESEÑA POLICIAL

Es la diligencia que tiene por fin establecer o delimitar la identidad de una persona o cosa, mediante técnicas que determinan la indudable conformidad identificativa de un sujeto en previsión de que utilice nombre falso, para establecer sus posibles antecedentes policiales, judiciales o penitenciarios y/o para el potencial descubrimiento de su participación en un acto ilícito penal, contrario al orden establecido en una determinada sociedad. Para ello han de realizar lo siguiente:

– Obtención de reseña decadactilar de los detenidos.

– Confección de la necroreseña de cadáveres.

– Estudio comparativo de impresiones dactilares para identificación de personas.

– Utilización del Sistema Automático de Identificación Dactiloscopica (Sistema NEC), que permite:

– Custodia de tarjetas decadactilares

– Almacenaje de huellas anónimas

– Búsqueda de tarjetas decadactilares en colecciones decadactilares

– Clasificación de tarjetas decadactilares en huellas anónimas

– Cotejo de huellas en colecciones decadactilares

– Estudio de huellas anónimas en huellas anónimas crestas papilares

 

LOFOSCOPIA

La lofoscopia es el procedimiento de identificación personal basado en el estudio y examen de los dibujos que forman las crestas y surcos papilares de las yemas de los dedos (dactiloscopia), las palmas de las manos (quiroscopia)o las plantas de los pies (pelmatoscopia), como método.

¿Que son los dibujos papilares? Son alienaciones (relieves y declives) epidérmicos, que se encuentran en dedos y palmas de las manos. Estos dibujos tienen como características, el que son comunes a todos los seres humanos; que son perennes, porque duran toda la vida; inmutables, porque no cambian sus formas; que son diversiformes, ya que no hay dos dibujos idénticos, por lo que ofrecen una gran fiabilidad al sistema científico ; y el que son fácilmente imprimibles y clasificables.

José Jiménez Jerez, en su libro “Análisis Quiropapilar” sostiene: “Si observamos detenidamente cualquiera de las regiones de la cara palmar en la mano, descubriremos una infinidad de líneas en relieve de lomo redondeado, sembrada de puntillos glandulares que surcan toda su superficie en diversas direcciones, desde la muñeca hasta la cúspide de los dedos, formando dibujos que, en ciertos lugares, como las yemas y en la región dígito-palmar, afectan las formas más variadas”.

El escritor de policía científica, Galdino Ramos, estima que tardarían 4.660.337 siglos para que naciera un hombre con sus dibujos digitales iguales a otro que hoy viviera.

El empleo del microscopio de comparación es quizás el arma más utilizada por los policías de esta sección, aunque también es empleado en prácticamente todas las secciones de Policía Científica, permitiendo observar a la vez dos objetos distintos.

Los gigantescos ficheros de huellas están dando paso a modernos terminales de ordenador: “BERTA”, el ordenador que la Dirección General de la Policía tiene en un auténtico búnker en El Escorial (Madrid), cuenta con una base de datos que permite conservar 750.000 tarjetas, unos siete millones y medio de huellas, procesando cada día unas mil fichas, a requerimiento de las unidades operativas, en cuestión de segundos, desde cualquier punto de la geografía española. Además “BERTA” y el ordenador de la Guardia Civil (“DUQUE DE AHUMADA”) están interconectados, pudiendo colaborar en casos delictivos de especial importancia.

Aplicación de la lofoscopia:

– En la Reseña de detenidos.

– En las Inspecciones oculares en el lugar de los hechos, con recogida de huellas dactilares, palmares, plantares, de pisadas, de muestras de sangre, semen y otros líquidos, de colillas, vainas, balas, restos de explosivos, realización de vaciados de huellas, etc.

– En la identificación de cadáveres

– Emisión de informes sobre huellas dactilares, palmares, plantares, e identificación de la persona o personas a que las mismas correspondan

– Evacuación de informes sobre huellas pisadas e identificación del calzado productor de las mismas

– Redacción de informes sobre cualquier otro tipo de huellas (labios, guantes, etc.)

– Elaboración de informes sobre impresiones dactilares en documentos para comprobación de identidad

– Realización de informes sobre estudios de rasgos fisonómicos para identificación de personas

– Confección de retratos robot

– Levantamiento de croquis del lugar de los hechos para posterior confección de planos

 

DOCUMENTOSCOPIA

Es la técnica que trata de establecer la autenticidad o la falsedad de un escrito o documento. Cuando se comete un hecho delictivo, con una buena apreciación de los indicios se puede identificar a los autores.

Esta subespecialidad, dentro del Area de Policía Científica, tiene por finalidad determinar la autenticidad o la manipulación falsa de un documento; detectando las falsedades o alteraciones cometidas en documentos auténticos; establecer la autoría de firmas o manuscritos cuando se duda de su origen; orientar las investigaciones policiales; asesorar a los órganos judiciales o policiales en aspectos relacionados con esta materia, y la elaboración de informes periciales que podrán ser aportados como elementos probatorios en el proceso judicial. La utilización del videoespectro de comparación, consigue maravillas en el hallazgo de pruebas inculpatorias.

Los laboratorios de Documentoscopia son los lugares más indicados para analizar los documentos y escritos. Estos, se hallan ubicados en las Unidades de Policía Científica, repartidos por toda la geografía española, donde son remitidos aquellos documentos sospechosos, siendo expuestos a análisis con las últimas técnicas en poder de la Policía.

Sus funciones específicas resumidas son:

– Informes periciales sobre anonimografía manuscrita

– Informes periciales sobre escritura manuscrita y mecanográfica

– Informes periciales sobre alteraciones y falsificaciones de documentos públicos, privados, oficiales y mercantiles

– Informes periciales sobre cotejos de firmas

– Informes periciales sobre falsificación de moneda nacional y extranjera tanto del tipo metálico y billetes

– Informes periciales sobre talones bancarios, travellers cheques y otros documentos de uso bancario

– Informes periciales sobre sellos de correos, estampillas, décimos de lotería nacional, boletos de quinielas y otros.

 

FOTOGRAFÍA POLICIAL

Hoy día, donde los medios de información no podrían tener el interés y el alcance que tienen si no fuera por la profusión de las imágenes; hay pocos sectores de la actividad humana que escapen de esta tendencia generalizada de captación y difusión tanto de la fotografía como de vídeo y otros medios “mas-media”.

Policialmente, la imagen proporciona a estos profesionales de la seguridad pública, la información necesaria para el esclarecimiento de hechos delictivos y la identidad de sus presuntos autores, con el fin de ponerlos a disposición de las autoridades judiciales.

La fotografía tiene en el ámbito policial por tanto, una función identificativa (reseña fotográfica), una función testimonial (reportaje fotográfico); una función documental (imágenes producidas en el momento de los hechos o como reconstrucción de los mimos) y una función criminalística (complementaria del resto de la Técnica Policial).

Una técnica policial de la fotografía es la macrofotografía; que consiste en obtener grandes imágenes de cosas muy pequeñas.

Su aplicación policial se lleva a cabo en peritajes lofoscópicos, de documentos, sobre armas, etc. Y por último, señalar también la aplicación de la fotomicrografía; que es la técnica por la cual se obtiene la imagen captada por un microscopio y registrándose en una película fotográfica; siendo posteriormente aplicada en informes balísticos, criminalísticos, etc.

 

BALÍSTICA

La balística es la ciencia que estudia el movimiento de los cuerpos en el espacio, y sobre todo, de los proyectiles de las armas de fuego.

Cartucho del calibre 9mm Parabellum semiblindado, objeto de estudio de la Policía Científica

Una rama de la balística es la balística forense, que se encarga del estudio y peritación de los delitos en los que hay de por medio un arma de fuego o su munición.

Su contenido comprende el estudio de las armas de fuego, la cartuchería empleada, las vainas percutidas y las balas disparadas, distancia, determinación de la trayectoria, número de disparos, etc. Emular a los funcionarios de este departamento policial es lo que vemos en las pantallas cinematográficas o por TV; pero simplemente en la Policía española esto es real y el trabajo y la rigurosidad mucho más exhaustivos. Proyectiles, vainas y armas forman parte del material de trabajo de estos policías, siendo analizados de la manera más pormenorizada posible. Tanto el proyector de perfiles como el microscopio de comparación permiten demostrar fehacientemente la culpabilidad o inocencia de alguien, donde haya intervenido un arma de fuego. Toda la información obtenida queda archivada para futuras actuaciones o requerimientos judiciles.

Casi todos los días se dispara algún arma en Balística: se hacen comparaciones con los proyectiles, contando con una galería de tiro, recogedores especiales y/o soportes para disparar un arma a distancia, en caso de que parezca no estar en buenas condiciones, para evitar así que le estalle al policía técnico en la cara. Con ello se puede determinar si un arma puede dispararse accidentalmente o si funcionan sin complicaciones.

En resumen, sus funciones específicas son:

– Estudio de cartuchos (vainas y balas) para determinación tipo de cartucho, calibre, marca y nacionalidad, así como marca y modelo del arma utilizada

– Estudio de cartuchos (vainas y balas) para conocer si han sido percutidas (vainas) y disparadas (balas) por un arma sospechosa, o si guardan relación con vainas y balas recogidas en el lugar de los hechos

– Determinación distancia de disparo, previo examen de las ropas de la víctima, heridas producidas por los proyectiles o de los materiales impactados

– Especificación del número y trayectorias de los disparos, mediante examen de impacto producido por los proyectiles

Otro uso que se da al conocimiento técnico de esta materia en el Cuerpo Nacional de Policía, y dentro de Policía Científica, es la determinación, estudio e identificación de los posibles rastros o trazas instrumentales producidos en el desarrollo de actividades ilícitas (sobre todo en los delitos con fuerza) por los delincuentes, víctimas y/o testigos, habiéndose ya creado ya en algunas plantillas otra rama con este nombre “Trazas Instrumentales”. En este campo, las funciones específicas son:

– Estudio de huellas o lesiones (trazas) producidas por útiles, herramientas u otros instrumentos para determinación e identificación de los instrumentos

– Estudio identificativo de llaves inglesas, de grifa, etc., sospechosas de haber sido utilizadas para fracturas de bombines

– Estudio identificativo de útiles cortantes tipo cuchillo, hachas, cizallas, guillotinas y otras

– Estudio de punzones y elementos para troquelados en falsificación de matrículas

– Estudio identificativo de otros tipos de trazas instrumentales tipo destornilladores, martillos, rodaduras de vehículos y otras

– Emisión de informes técnicos y periciales

 

NUEVAS TÉCNICAS POLICIACO-CIENTÍFICAS

El Acido Deoxiribonucléico, más conocido como ADN, todavía es una herramienta revolucionaria de identificación en muchas policías del mundo. Sin embargo, actualmente, como siempre ha ocurrido en la Policía española (una de las mejores del mundo), bien adaptándose o incluso adelantándose a la acción delictiva, la Comisaría General de Policía Científica del Cuerpo Nacional de Policía, cuenta con medios precisos y sofisticados para realizar pruebas de identificación de personas a través de la huella genética (ADN y PCR) que permanecen durante varios siglos en los líquidos biológicos humanos. El ADN es heredado de la madre y del padre biológico y es único para cada persona.

Además, en los laboratorios de biología de la Policía Científica, se realizan las siguientes tareas:

– Análisis de manchas de sangre. Prueba de naturaleza

– Grupos sanguíneos y marcadores enzimáticos. Pruebas de origen.

– Regeneración de tejidos de las falanges de los dedos de las manos

– Análisis de manchas de esperma. Grupo sanguíneo y marcadores enzimáticos

– Análisis de restos de saliva. Grupo sanguíneo

– Análisis de colillas fumadas. Grupo sanguíneo

– Análisis de pelos y cabellos. Estudio comparativo

– Análisis de restos humanos

– Análisis de secreciones vaginales y otras

– Determinaciones de carácter bioquímico

Así mismo existe un laboratorio de análisis de la voz que puede llegar a determinar aspectos fundamentales en una investigación de las realizadas a diario por los hombres y mujeres adscritos a labores de Policía Judicial; tales como la nacionalidad o el origen geográfico, la edad, el estado anímico, el sexo, etc. de cualquier sospechoso.

De las voces que se analizan se hacen:

– Estudio comparativo de voces realizadas en grabaciones

– Análisis de voces y ruidos de fondo para establecer el lugar desde donde se efectúan las llamadas

– Emisión de los informes técnicos y periciales correspondientes

El caso más famoso resuelto gracias a esta técnica fue la investigación y posterior detención de los autores del secuestro y asesinato de Anabel Segura.

En los laboratorios químicos de la Policía Científica se realizan las siguientes labores:

– Restauración de numeraciones borradas de armas, motores, etc.

– Identificación de estupefacientes y determinación de la riqueza de los mismos

– Reconocimiento de explosivos y restos, antes y después de la explosión

– Identificación de sustancia incendiaria a través de los restos del incendio

– Procedimiento analítico de fármacos

– Revelado químico de huellas dactilares y en sangre

– Revelado de tintas simpáticas

– Pruebas de detección de residuos de pólvora (SEM)

– Pruebas de aproximación de distancia de disparo (Walker y Hoffman)

– Análisis de tintas

– Análisis de licores y vinos

– Análisis de pinturas de coches, barcos, etc.

– Análisis de tierras y minerales

Las innovaciones producidas en la tecnología han optimizado la colección, la comparación y el intercambio de evidencias, mejorando la resolución de hechos criminológicos. Los increíbles avances ocurridos ya en años recientes y los que nos deparan para un futuro cercano, según expertos de la ciencia policiaco-forense, hacen o harán albergar a los profesionales de la policía, muchas promesas. Los buenos pero aún escasos resultados obtenidos con los avances en genética aplicados a la investigación policial pueden dar mucho que decir mañana, haciendo aún más eficaz la labor de estos sabuesos de laboratorio.

Las huellas dejadas en el el interior de un cuerpo humano son ya competencia de los laboratorios de Analítica Forense, aunque en Policía Científica se trabaja también con unas muestras diminutas, no solo de cuerpos sino de cualquier sustancia que sea necesario identificar, como veneno, un explosivo o una droga, existiendo ya otra rama de Policía Científica denominada “Toxicología”.

La labor científica actual de la Policía puede encerrar las funciones de la policía del futuro.

Los laboratorios de Policía Científica no existen para una actuación rápida, sino para dar una respuesta plenamente fiable o lo más fiable posible.