Guardia Civil, Policía Nacional

Un guardia civil de paisano frustra una agresión en Jerez

Un policía nacional y un guardia civil que estaban fuera de servicio lograron liberar a una familia que estaba siendo asaltada en su casa de Jerez por cinco individuos armados con cuchillos de cocina, navajas, y un arma de fuego simulada. Los hechos sucedieron sobre las 8:00 del pasado martes cuando el agente se dirigía a su puesto de trabajo en la comisaría de Jerez y sospechó de cuatro hombres que vio entrar en un portal de un edificio de viviendas.

Mientras alertaba al 091, escuchó gritos de auxilio de varias niñas desde el interior de uno de los pisos de la tercera planta. En ese mismo instante pasó por el lugar un agente de la Guardia Civil destinado en el puesto principal de La Palma del Condado que estaba también fuera de servicio.

LOS DOS AGENTES ENTRARON A LA VIVIENDA ARMADOS SÓLO CON SU DEFENSA REGLAMENTARIA

Ambos agentes se adentraron en el edificio de viviendas a través de las escaleras comunitarias hasta el descansillo del tercer piso, donde se les unieron varios vecinos del bloque que se ofrecieron a ayudarles.

De la vivienda salió en ese momento corriendo una niña gritando y pidiendo auxilio, repitiendo que iban a matar a su familia, por lo que los agentes decidieron entrar en la casa tan sólo armados con la defensa reglamentaria que el policía portaba en su coche.

Los dos agentes pudieron abrirse paso y acceder a la vivienda, en cuyo salón encontraron al padre de la familia tendido boca abajo e inmovilizado por uno de los asaltantes, que tenía en sus manos un cuchillo de grandes dimensiones. En el pasillo de la vivienda estaba la hija adolescente del matrimonio tendida boca abajo mientras otro de los asaltantes estaba sentado encima de ella con una navaja en su cuello.

Mientras los agentes trataban de detener a los dos asaltantes, otros dos salieron de una de las habitaciones, uno de los cuales golpeó en la cara con un puñetazo al policía.

Fuente: http://www.huelvainformacion.es/provincia/guardia-paisano-frustra-agresion-Jerez_0_1245775838.html