Internacional

Europa da marcha atrás al ajuste de gastos en policía

El ministro de Finanzas británico, George Osborne, anunció esta semana el fin de los recortes presupuestarios que han afectado a la policía durante los últimos cinco años. «La policía nos protege y nosotros vamos a proteger a la policía», dijo.

Los británicos son los primeros en hacer explícito que las políticas de austeridad han debilitado a los cuerpos y fuerzas de seguridad en una coyuntura, la de la amenaza yihadista, que reclama policías y servicios de inteligencia más fuertes. Tras ellos, el resto de Europa se prepara para dar marcha atrás a los recortes.

«En respuesta a los atentados en París, seguramente vamos a observar un incremento de los recursos de los servicios de seguridad y habrá un cambio de tendencia», declaró a AFP el profesor Christian Kaunert, experto en justicia y orden público de la Universidad de Dundee, en Escocia.

 

La confederación de sindicatos policiales Eurocop, reunida la pasada semana en Dublín, señaló que «aparte de los desafíos relacionados con las nuevas formas de criminalidad, las fuerzas policiales de toda Europa se han enfrentado a graves recortes financieros, que tienen un impacto significativo en la seguridad».

El martes 17 se inauguró en la localidad francesa de Villepinte el Salón Mundial de la Seguridad Interior de los Estados, Milipol: según sus datos, el gasto mundial en seguridad ha aumentado durante el 2014 en un 5,8 %; en Europa, la media se situó en el 3 %, y hay que atribuir el incremento al gasto privado.

Francia

Reajuste con polémica. Francia ha suprimido 13.000 puestos en sus fuerzas de seguridad entre los años 2007 y 2012. François Hollande acaba de anunciar el reclutamiento de 5.000 policías y gendarmes y de 1.100 agentes para los servicios de inteligencia, en un esfuerzo que «permitirá restaurar el potencial de las fuerzas de seguridad interior al nivel que mantenían en el año 2007». La fecha remite al año en que comenzó la presidencia de Nicolas Sarkozy. El ex presidente conservador ha recogido el guante para replicar que entre el 2002 y el 2012 no ha habido «ninguna baja global de los efectivos de policías y gendarmes». Pero lo cierto es que, en octubre del año pasado, un informe parlamentario certificaba que la policía nacional había perdido unos 7.000 agentes entre finales del 2007 y finales del 2012, mientras que la gendarmería veía disminuidos sus puestos en unos 6.800, reducción apenas compensada por la creación de 2.700 plazas de adjuntos de seguridad en la policía.

Bélgica

Protesta por los retiros. La policía belga cuenta con un total de 40.000 efectivos: el sindicato SLPF se ha felicitado por la decisión de su Gobierno, anunciada esta misma semana, de renovar al cien por ciento las vacantes, pero añade que el déficit actual de agentes se sitúa en un 20 % de ese total. El año pasado miles de policías se movilizaron contra la intención gubernamental de prolongar la edad de prejubilación de los 58 a los 64 años, para compensar la reducción de personal. Al final, podrán pasar al retiro a los 59.

España

7.000 agentes menos. En España, desde el año 2011, la policía nacional ha perdido 5.000 agentes y la Guardia Civil, unos 2.000, fundamentalmente por la no sustitución de personal jubilado. El Gobierno de Mariano Rajoy quiere corregir a marchas forzadas esta situación. Tras haber congelado durante cuatro años la oferta pública de empleo, el Gobierno incluye en los Presupuestos para el próximo año una tasa de reposición del 100 % para las vacantes, y se espera una convocatoria de 2.600 plazas para el Cuerpo Nacional de Policía y de 1.700 para la Guardia Civil. La austeridad presupuestaria ha reducido también la capacidad operativa del CNI. En los últimos cinco años se han desmantelado, por falta de recursos, redes de información establecidas en el norte y el occidente de África que en su día fueron muy eficaces en la lucha contra el tráfico de personas.

Reino Unido

Un 30 % más de gasto. El Gobierno británico se ha comprometido a aumentar en un 30 % el presupuesto contra el terrorismo desde ahora hasta el 2020, incluida la financiación necesaria para la contratación de 1.900 personas en los servicios de inteligencia e información. Con esta medida, más la aún incierta promesa de «proteger a la policía», el Gobierno debería compensar en parte la reducción de 40.000 efectivos que ha tenido lugar desde el año 2009.

Alemania

Funcionarios a la baja. Alemania ha incluido a la policía en el recorte generalizado de 10.000 funcionarios decidido en el 2010. La confederación policial Eurocop señala a este país como uno de los que mejor trata a sus policías. Durante el año pasado sus agentes consiguieron un aumento salarial del 3 %. Pero aun así, agentes de la policía federal llevan meses reclamando en la calle la recuperación de las plantillas, ante la avalancha de refugiados y las nuevas amenazas terroristas.

Fuente: http://www.lavozdegalicia.es/noticia/internacional/2015/11/28/europa-da-marcha-atras-ajuste-gastos-policia/0003_201511G28P5991.htm