Policía Local

Un policía vela por la seguridad de cada trescientos pontevedreses

Cuando el pasado 14 de diciembre, el comisario Manuel Bouzas reconoció públicamente que en la Comisaría de Pontevedra «nos faltan más de treinta efectivos» constató una realidad que han venido denunciando los sindicatos policiales, caso de la Unión Federal de Policía (UFP). Actualmente, y en el ámbito de la seguridad ciudadana, la ciudad del Lérez dispone de un agente por cada trescientos habitantes. Esta situación se agrava si solamente se tienen en cuenta a los funcionarios nacionales, ya que la proporción se incrementa considerablemente a un policía por cada quinientos vecinos.

A este respecto, los datos que maneja el Sindicato Unificado de Policía (SUP) refieren que la capital se halla muy por debajo de los parámetros europeos. Así, si la ratio se sitúa en los países de la Eurozona en 3,62 agentes asimilables a la Policía Nacional por cada mil habitantes y la media de la Unión Europea es de 3,27, en Pontevedra sería de 2. Solo se alcanzarían una ratio similar a la europea, concretamente de un 3,33, sumando los funcionarios de la Jefatura municipal a los de la Comisaría Provincial.

En este punto, fuentes sindicales precisaron que, si bien en seguridad ciudadana las competencias de uno y otro cuerpo podrían considerarse complementarias, la Policía Local tiene restringidas las atribuciones en otras áreas, caso de la investigación de determinados delitos. De igual modo, reconocieron que los agentes nacionales carecen de competencia en otras áreas, como pone de manifiesto el hecho de que no tengan capacidad para realizar pruebas de alcoholemia o atribuciones en materia de seguridad viaria.

Además de estos dos cuerpos, en el entorno de Pontevedra actúan la Policía Autonómica y la Guardia Civil, que, sin embargo, no inciden en la seguridad ciudadana de la ciudad propiamente dicha. En el caso del primero de estos cuerpos, la Jefatura Local está conformada por 48 funcionarios, mientras que el instituto armado dispone para toda la provincia de 1.589 agentes en activo, si bien su competencia se ubica fuera del ámbito territorial del término municipal capitalino.

Con un catálogo de 210 agentes, la plantilla de la Comisaría es de 166 agentes, con lo que presenta un déficit de 44 funcionarios. Desde la UFP y el SUP, consideran que sería prioritario un refuerzo, como mínimo, de entre cinco y diez agentes. A la hora de hacer valer sus demandas, inciden en la proximidad con Vigo y la frontera portuguesa y la influencia que, a nivel delictivo, pueden tener, así como refieren el incremento poblacional de la ciudad y la importancia que, paulatinamente, ha cobrado el puerto de Marín, que «ha crecido exponencialmente en los últimos años».

Carlos Rodríguez Losada, secretario provincial de la UFP, remarcó que la falta de agentes no solo se percibe en la calle, donde es crucial la labor disuasoria que conlleva la mera presencia de uniformados en la vía pública, sino en determinadas unidades pontevedresas. Así, el personal adscrito a los grupos de policía judicial, los que investigan los sucesos más graves que ocurren en la ciudad del Lérez, es «cada vez más escaso».

Fuente: http://www.lavozdegalicia.es/noticia/pontevedra/pontevedra/2015/12/26/policia-vela-seguridad-trescientos-pontevedreses/0003_201512P26C1995.htm