Sin categoría

Cae una red de tráfico de hachís que operaba desde Córdoba

Agentes de la Policía Nacional han detenido a doce personas en una intervención policial contra el tráfico de estupefacientes denominada «Operación Fantasma», según informó ayer el cuerpo de seguridad. El cabecilla de la organización, que se dedicaba a introducir hachís en España, residía en Córdoba.

Los agentes han realizado cuatro registros domiciliarios en la ciudad desde que comenzó el verano y que tuvieron su origen a principios de abril, cuando la Policía conoció que personas naturales de Galicia contactaban con residentes en Córdoba para adquirir sustancias estupefacientes, en concreto bellotas de hachís, para después venderlas a pequeños y medianos traficantes de Galicia, debido al alto coste de dicha sustancia en esa comunidad autónoma. En total, la Policía se ha incautado de diecisiete kilos de hachís, dispuestos en unas 1.740 bellotas, además de tres vehículos de alta gama y de unos 1.500 euros en efectivo.

De Córdoba a Galicia

En una primera fase de la investigación, los agentes lograron interceptar un vehículo en el que su ocupante trataba de trasladar desde Córdoba a Galicia ocho kilos de hachís, repartidos casi 800 bellotas; este cargamento fue intervenido y la Policía procedió a la detención de dicha persona. Los investigadores trataron de identificar al cabecilla del grupo, quien resultó ser un ciudadano marroquí establecido en Córdoba, que utilizaba a otros compatriotas suyos para la introducción de la droga en España.

Una vez en Córdoba, el cabecilla del grupo les facilitaba uno o varios domicilios donde dichas personas debían dirigirse para poder expulsar el hachís de su organismo. Otros miembros de la organización se encargaban de distribuirlo tanto a pequeños como medianos traficantes de Córdoba y provincia, e incluso de Galicia.

Tras una compleja investigación, los agentes lograron no sólo identificar a todos los integrantes del clan delictivo, sino también centrar los domicilios utilizados por estos, por lo que procedieron a solicitar los correspondientes mandamientos de entrada y registro a la Autoridad Judicial, ascendiendo a un total de cuatro inmuebles. Ocurrió que en el momento de la entrada en uno de dichos domicilios había cuatro personas expulsando bellotas de hachís.

En la operación policial se ha logrado detener a doce personas por la presunta comisión de un delito contra la salud pública, y ocho de ellas han ingresado en prisión.

Fuente:  http://www.abc.es/cordoba/20130804/sevp-trafico-hachis-operaba-desde-20130804.html