Policía Nacional

Desarticulan un grupo de prestamistas que amenazaba de muerte para cobrar

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Málaga a tres personas como presuntos responsables de los delitos de pertenencia a grupo criminal, amenazas de muerte y coacciones para cobrar deudas. A uno de ellos, además, se le atribuye un supuesto delito de allanamiento de morada. Según las pesquisas, los arrestados se dedicaban de forma particular a prestar dinero. Algunos clientes eran obligados a solicitar préstamos bancarios a nombre de otras víctimas-clientes. Los investigadores constataron cómo en una ocasión el principal responsable de la red forzó a una de las víctimas a que alojara en su domicilio a uno de sus hombres de confianza para que la vigilara durante todo el día, según han informado desde la Comisaría. La investigación policial comenzó a primeros de septiembre cuando en el transcurso de una actuación policial resultó detenido un individuo al tener una reclamación judicial en vigor.

Entre sus pertenencias los agentes hallaron documentación de otra persona. Según las primeras pesquisas, esta documentación pertenecía a un hombre al que el arrestado le debía dinero y con la que le habían obligado -mediante amenazas y coacciones- a solicitar un préstamo, han precisado en un comunicado desde la Policía Nacional.

Una vez fueron identificados los integrantes del grupo, se llevó a cabo un dispositivo policial en el que resultaron detenidas tres personas -dos hombres y una mujer- y se practicó un registro en el domicilio del principal investigado en el que fueron halladas una tarjeta de crédito con su numero de acceso propiedad de una de las víctimas así como tarjetas de memoria y documentación con información relacionada don los hechos investigados.

El grupo estaba formado por el jefe -cuya función era prestar el dinero y en caso de impago reclamar la deuda mediante amenazas y coacciones-, un segundo hombre de confianza -encargado de reclamar la deuda- que junto con el jefe obligó a una de las víctimas a alojarlo en su domicilio, y la tercera detenida, una mujer, cuya función principal era llevar las cuentas de los préstamos concedidos. Los detenidos y el atestado policial instruido han sido remitidos a la autoridad judicial competente.

Fuente: http://www.elmundo.es/andalucia/2015/10/07/5615518fca4741d94a8b458e.html