Policía Nacional

Destapada una estafa piramidal por un fraude de 12 millones de euros

La Policía Nacional, dirigida por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 6 de Dos Hermanas (Sevilla), ha destapado una estafa piramidal por un fraude de 12 millones de euros. La red tenía su sede principal en esta ciudad de la capital andaluza y estafó principalmente a ciudadanos de España, Francia y Portugal.

Tras la intervención policial han resultado detenidas 14 personas, entre los cuales se encuentran la mayoría de los dirigentes de la organización criminal, así como los principales captadores de clientes.

La investigación se inició en marzo de 2016, después de que la Policía Nacional recibiese una denuncia de estafa. Esta fue presentada por una asociación de víctimas de la que formaban parte un total de 274 personas afectadas, la mayoría de ellas de nacionalidad francesa.

ESTAFA PIRAMIDAL EN DOS ETAPAS

El entramado criminal investigado estaba en funcionamiento desde el año 2013. Desde sus inicios se publicitaba como un modelo de negocio multinivel que cumplía con toda la normativa legal vigente y que disponía de la correspondiente autorización. Esta estafa piramidal se desarrolló en dos etapas.

La primera de las fases abarcó desde sus inicios en 2013 hasta diciembre de 2014. Por aquel entonces la red ofrecía a los usuarios la posibilidad de pasar a formar parte de un club de viajes. Para ello ofrecía paquetes turísticos, que consistían en descuentos de diferentes cadenas hoteleras de primer nivel, indicando la existencia de supuestos acuerdos y alianzas comerciales entre el entramado y el sector hotelero.

No obstante, desde el primer momento en el que se iniciaron las pesquisas policiales, se pudo confirmar que no existía ninguna relación empresarial.

Para llevar a cabo el fraude, la organización creó un complicado sistema multinivel con el que pasar a formar parte del entramado. Los clientes podían elegir pasar a formar parte de un nivel determinado con la compra de paquetes turísticos, cuyo valor se encontraba entre los 150 y 5.000 euros.

Estos mismos clientes se encargaban de captar a nuevos socios y, a cambio, recibían comisiones. El importe de las mismas dependía tanto del número de personas captadas como el número de paquetes turísticos comprados. De esta manera crearon un primer modelo piramidal basado en el sector turístico.

MARKETING ONLINE

La segunda etapa se inició en diciembre de 2014 y se desarrolló hasta 2016. Durante este periodo, el entramado dejó a un lado los paquetes turísticos para enfocarse al sector del marketing online. Para ello ofrecía paquetes publicitarios, volviendo a estar basada en la captación de nuevos promotores e incrementar la comisión recibida por cada uno de los clientes.

En esta etapa se centraron en la promoción de una herramienta que determinaba la popularidad de una página web. Para ello ofrecían a los clientes la posibilidad de ganar dinero a través de comisiones. De esta manera estos usuarios debían publicitar la página web de la herramienta a través de las redes sociales a diario. De hecho, debían publicitarla en tres ocasiones cada día.

Desde la organización se aseguraba a los clientes que de esta manera se conseguía incrementar el valor del entramado, consiguiendo así atraer a grandes compañías. Así se podrían obtener mejores acuerdos comerciales que irían en beneficio de todos los miembros de la red. Este plan era publicitado como único en el mundo de los negocios.

Destapada una estafa piramidal por un fraude de 12 millones de euros
Se ha detenido a 14 personas que formaban parte del entramado criminal, que captaba a clientes en España, Francia y Portugal.

CAPTACIÓN DE SOCIOS

Las indagaciones realizadas por los investigadores de la Policía Nacional permitieron tener conocimiento de la existencia de diez empresas que formaban parte del entramado. Estas disponían de más de 15.000 socios, a quienes se les animaba a llevar a cabo una captación activa de nuevos clientes.

Sin embargo, los únicos ingresos de estas provenían de la compra de los diferentes paquetes turísticos y publicitarios, además de las cuotas que debían abonar cada uno de los socios.

Para llevar a cabo su captación se recurría al boca a boca, además de organizar eventos tanto en España como en Francia y Portugal. De esta manera lograron proyectar una imagen internacional para su negocio.

Una vez realizado el correspondiente análisis, los investigadores pudieron detectar grandes movimientos de dinero entre las empresas que formaban parte del entramado. Estos movimientos de dinero alcanzaron durante el año 2015 los 28 millones de euros, mientras el fraude ha sido valorado en 12 millones de euros.

DENUNCIA DE ESTAFA PIRAMIDAL

Desde la Policía Nacional han recordado que, en este tipo de fraudes, los estafadores utilizan el dinero de sus nuevos clientes para abonar las comisiones a los socios antiguos. De esta manera consiguen evitar las sospechas.

En este caso de estafa piramidal realizaron el mismo procedimiento hasta que la situación se hizo insostenible.

El Cuerpo Nacional de Policía considera que es fundamental la participación ciudadana para prevenir y detectar este tipo de fraudes. De esta forma pueden disponer de toda la información necesaria para hacer frente a estas organizaciones delictivas.

Así pues, animan a cualquier persona perjudicada por un fraude o estafa piramidal a que se ponga en contacto con la Policía Nacional para poner una denuncia y con la Comisión Nacional del Mercado de Valores para advertir a otros inversores.

LOS ‘CHIRINGUITOS’ FINANCIEROS AUMENTAN

El fraude a través de estafas piramidales y “chiringuitos” financieros han aumentado en los últimos años. Estos sistemas prometen a los usuarios obtener altas rentabilidades, de forma que logran captar a inversores a los que acaban arrebatándoles todo su dinero.

Estas entidades se encargan de ofrecer y prestar servicios de inversión sin estar debidamente registradas en la Comisión Nacional del mercado de Valores (CNMV). Además, estos servicios son empleados como tapadera para hacer uso del capital de sus víctimas.

En ocasiones pueden darse resultados positivos durante los primeros meses, pero la tendencia es que la empresa desaparezca un tiempo después sin devolver el dinero a los inversores.

Durante el año 2018, últimos daños conocidos, se realizaron un total de 63 avisos a nivel nacional sobre entidades no autorizadas. Esto supuso un aumento del 18,9% con respecto a las advertencias realizadas en 2017.

Entre los países miembros de la Unión Europea, la cifra se elevó hasta los 557 avisos en 2018, por las 447 de 2017. De esta forma, hubo más de medio millar de avisos sobre redes en las que los usuarios pudieron caer durante el año 2018 en el viejo continente. En la mayoría de las ocasiones estas organizaciones operan a través de Internet.

Fuente: https://www.moncloa.com/destapada-estafa-piramidal-fraude-12-millones-euros/