Guardia Civil

Detenido tras increpar a varias personas y empujar a un guardia, en Sandiás

Agentes de una patrulla de la  Guardia Civil de Calvos de Randín  detuvieron el pasado viernes, día 5 de octubre, a un individuo que increpó a varios clientes y empujó a uno de los guardias en el restaurante Novaíño, en la localidad de Sandiás.

J. V. G. M, de nacionalidad portuguesa y vecino de Xinzo, se encontraba comiendo en el conocido local limiano cuando comenzó a comportarse de manera incívica, llegando a tirar una botella de vino sin pedir después disculpas y molestando a los demás comensales que, en aquel momento, también estaban en el lugar.

En estado aparente de embriaguez, el hombre -de entre 35 y 40 años de edad- se dirigió a la barra del bar para proceder a pagar pero alegó, ante los dueños del restaurante, que no tenía dinero y tampoco recordaba el número pin de su tarjeta de crédito. Los responsables del local le invitaron a marcharse y a saldar su deuda en otra ocasión pero, según fuentes que presenciaron el suceso, el vecino de Xinzo regresó y comenzó a meterse con otro cliente. Luego de ser alertados de lo que estaba ocurriendo, los agentes de la guardia civil se personaron en el local limiano y practicaron al individuo un test de alcoholemia, que tuvo un resultado positivo “en tasa elevada”.

Las fuerzas de seguridad le requirieron la documentación pero el hombre empezó a resistirse y acabó empujando a uno de ellos. Por este motivo fue reducido, esposado y conducido al cuartel por un delito de desobediencia grave y atentado a un agente de la seguridad.

Fuente: http://www.laregion.es/articulo/a-limia/increpa-clientes-restaurante-agrede-guardia-civil-sandias/20181008122445828194.html