Guardia Civil

Detenidos 20 miembros de una red dedicada al tráfico de drogas y a robos con violencia e intimidación

La Guardia Civil ha detenido a 20 personas de nacionalidad marroquí, presuntos integrantes de una «peligrosa» organización criminal que supuestamente se dedicaba a tráfico de drogas y a la comisión de robos con violencia e intimidación en Almería y Alicante.

Según ha informado la Benemérita en un comunicado, en el marco de la Operación ‘Espurio’, los agentes han practicado 13 registros domiciliarios en las provincias alicantinas y almerienses y en ellos se han intervenido once vehículos, una pistola, munición, dos chalecos antibalas, dos subfusiles de aire comprimido, material electrónico e informático, 30 kilogramos de hachís, 5.250 euros falsos y 6.480 euros en efectivo.

La investigación se inició en mayo tras la comisión de un delito de homicidio en grado de tentativa que tuvo lugar en Roquetas de Mar (Almería). De madrugada, un grupo de personas de origen marroquí intentaron acceder a una vivienda ocupada por una familia de esa nacionalidad y en ese momento se produjo un intercambio de disparos que terminó con una persona herida con dos impactos de bala.

Tras el suceso, la Guardia Civil inició una investigación en la que se averiguó que una de las actividades criminales del grupo consistía en realizar vuelcos de droga, es decir, robaban dinero y estupefacientes a otras organizaciones criminales.

DIFERENTES MODUS OPERANDI

Para apropiarse de los estupefacientes la red desmantelada utilizaba dos modus operandi. Uno de ellos se basaba en concertar una cita con otros traficantes de droga para adquirir estupefacientes tras lo que les mostraban dinero falso con el que hacían el pago de la mercancía. Cuando los grupos se disponían a realizar la transacción, otros miembros de la red irrumpían violentamente en el lugar apropiándose del estupefaciente.

La otra manera de proceder de la organización criminal era sustraer los vehículos de las viviendas particulares durante los robos, además de apropiarse del dinero y objetos de valor. A estos vehículos les instalaban sistemas electrónicos de seguimiento (balizas), siendo vendidos posteriormente a otras organizaciones de narcotráfico a las que después les robaban la droga utilizando armas de fuego, chalecos antibalas, u otras herramientas.

Por otro lado, la misma red criminal había protagonizado una serie de atracos en macro-bazares chinos repartidos por toda la ‘Vega Baja’ alicantina, provocando una gran alarma en dicha comarca, principalmente en los propietarios y trabajadores de este tipo de establecimientos comerciales.

La operación ha sido dirigida por el Juzgado de Instrucción número dos de Torrevieja (Alicante) y ha sido llevada a cabo por el Equipo Contra el Crimen Organizado (ECO) de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil con sede en Alicante y por la Unidad Orgánica de Policía Judicial del mismo Cuerpo de Almería.

Asimismo, han colaborado otras unidades de la Guardia Civil de las provincias donde se ha llevado a cabo la operación. Es más, debido a la peligrosidad de los detenidos, fue necesario contar con Unidades de asalto de Grupos de Reserva y Seguridad número tres de Valencia.