Sin categoría

Detenidos dos búlgaros que robaron en más de 30 viviendas

La Policía Nacional ha detenido a dos ciudadanos búlgaros que presuntamente habrían robado en más de 30 viviendas de Sevilla capital. Los ladrones fueron sorprendidos in fraganti en un piso de la calle Amor, en Santa Aurelia, al que habían accedido manipulando la cerradura con ganzúas y otras herramientas y sin causar daños ni fracturas en la puerta, según informó ayer la Jefatura Superior de Policía en un comunicado. De hecho, los detenidos tenían amplios conocimientos en cerrajería y disponían de unas herramientas como las de los profesionales de este sector, con las que conseguían abrir puertas sin forzar nada y sin hacer ruidos que alertaran a los vecinos. 

La investigación policial se inició cuando se detectó un incremento de denuncias de robos en viviendas cometidos todos sin forzar puertas ni ventanas. Esto llevó a la Policía a pensar que estaban ante un grupo de delincuentes que contaba con algún especialista en cerrajería. El modus operandi de estos ladrones era siempre el mismo. Primero colocaban señales en las puertas de las viviendas para comprobar si éstas estaban habitadas o los inquilinos se encontraban de vacaciones fuera de Sevilla. Concretamente insertaban un trozo de papel entre el marco de la entrada y la propia puerta. Si cuando volvieran, al día siguiente, el papel no estaba o estaba en el suelo, eso les indicaría que la casa estaba habitada. Si el papel seguía en su sitio, podían entrar a robar.

Durante la investigación, la Policía localizó un edificio en el que se habían colocado estos papeles en las puertas, por lo que se estableció un dispositivo de vigilancia para capturar a los ladrones. Una vez entrada la noche, los agentes observaron la presencia de dos personas sospechosas que accedían al interior del bloque y les hicieron un seguimiento discreto, hasta el punto de que fueron sorprendidos en el interior de un domicilio al que habían accedido por la puerta principal. Los propios policías se sorprendieron del sigilo y el silencio con el que los ladrones abrieron la cerradura.

Los delincuentes llevaban encima un conjunto muy completo de llaves y ganzúas especializadas con las que podían abrir prácticamente todo tipo de puertas sin tener que fracturar nada ni armar ruido. Los ladrones fueron detenidos en ese momento y la Policía intervino las herramientas. Los dos detenidos están ya en prisión y no se descartan nuevos arrestos.

La Unión de Cerrajeros de Seguridad (UCES) lamentó ayer el intrusismo que padece este gremio y el hecho de que las herramientas profesionales puedan ser adquiridas fácilmente por los ladrones. UCES recalcó su colaboración diaria con las Fuerzas de Seguridad para formar a policías y guardias civiles en materia de cerrajería de seguridad.

Fuente: http://www.diariodesevilla.es/article/sevilla/1576177/detenidos/dos/bulgaros/robaron/mas/viviendas.html