Policía Nacional

Dos agentes de la Policía Nacional salvan la vida a un hombre que intentó suicidarse

Dos agentes de la Policía Nacional salvaron la vida a un vecino de Málaga la madrugada del miércoles tras practicarle maniobras de reanimación en su vivienda. Fue la propia víctima quien, momentos antes, llamó a la Sala del 091 avisando de que había ingerido entre 150 y 200 pastillas con ánimo suicida, informaron desde la Policía Nacional en un comunicado. Dada la urgencia de los hechos, sumando además que el requirente no abría la puerta del domicilio ni contestaba a las reiteradas llamadas telefónicas, los agentes tuvieron que franquear la puerta del inmueble y, tras localizar a esta persona inconsciente en la bañera –con el agua al cuello– y un cuchillo en el pecho, le practicaron primeros auxilios.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 3.45 horas del miércoles. Un vecino de la zona centro de Málaga llamó al 091 para avisar de que había ingerido entre 150 y 200 pastillas con ánimo suicida.

Una dotación policial se desplazó rápidamente hasta el domicilio de aquella persona. Pese a la insistente llamada a la puerta de la vivienda, nadie abría la puerta ni siquiera contestaba a los requerimientos de los agentes. Una de los policías intervinientes pudo observar a través del hueco de la mirilla de la puerta principal a un varón dentro de una bañera, inmóvil y con el agua al cuello.

Ante la situación de urgencia, los agentes franquearon la puerta y, tras sacar al hombre del agua, le practicaron primeros auxilios –llegando este incluso a recobrar la conciencia–. Momentos después fue trasladado en ambulancia a un hospital de Málaga donde quedó ingresado. No se teme por su vida, informaron desde la Policía.