Sin categoría

El centro está blindado desde anoche hasta el 7 de enero con 700 policías

El centro y las zonas comerciales de otros barrios como Los Remedios, Triana y Nervión están blindados desde anoche hasta el 7 de enero, con un dispositivo de seguridad y de cortes de tráfico en el que trabajarán a diario 700 policías locales. Así lo anunció ayer en rueda de prensa el delegado de Seguridad y Movilidad en el Ayuntamiento de Sevilla, Juan Bueno, que presentó los detalles del plan especial de Navidad.

Este dispositivo arrancó a las once de la noche de ayer y estará activo hasta el primer día de las rebajas. Hasta el 20 de diciembre estará sólo en fase de preemergencia, término con el que los responsables de seguridad del Consistorio definen la posibilidad de cerrar por completo los accesos al centro en función de la cantidad de gente que haya en las calles. Así, desde hoy hasta el 20, el tráfico privado podrá seguir llegando al casco histórico, pero la Policía Local podrá impedir el paso en el momento en que las calles estén atestadas de público.

Desde el 20 de diciembre hasta el 7 de enero, sólo se permitirá el acceso al centro a los residentes y a aquellas personas que se dirijan a cualquiera de los aparcamientos públicos. Cuando éstos estén completos, la Policía impedirá la entrada y obligará a los conductores a dar media vuelta. Las zonas de especial atención, en las que se prevé una masiva afluencia de personas, son el eje formado por la Plaza Nueva, la Avenida de la Constitución, la Puerta de Jerez y San Fernando, con el conjunto monumental de la Catedral, el Real Alcázar y el Archivo de Indias; la Alameda de Hércules, la Campana, el Salvador, la Encarnación y la Plaza de San Francisco.

A partir del día 17 de diciembre, cuando empieza a proyectarse el mapping, los accesos a la Plaza de San Francisco se cortarán una hora y media antes del mapping y así estarán hasta media hora después de la proyección. El corte de tráfico estará en la esquina de la Alfalfa con Jesús de las Tres Caídas, donde se desviarán los vehículos procedentes de Águilas hacia Boteros. En la Pescadería con la Cuesta del Rosario habrá otro corte. Los vehículos procedentes de la calle Pérez Galdós se dirigirán en dirección contraria hacia Jesús de las Tres Caídas y desde ahí hacia Boteros. Una de las pocas novedades que presenta el plan es el cierre de Bustos Tavera, que está cortada por obras. Por ello, habrá una presencia especial de agentes en el cruce de Escuelas Pías y Matahacas.

Además del centro, la Policía mantendrá una presencia fija en la calle Luis de Morales, en la calle San Jacinto, en la plaza del Altozano y en la calle Asunción. En Nervión se prohibirán los giros a la izquierda que permiten los accesos a los aparcamientos subterráneos de los centros comerciales de Luis de Morales en el momento en que los parkings estén completos. También habrá un dispositivo especial en el entorno del centro comercial Los Arcos.

La Policía vigilará porque se garanticen vías de evacuación en el centro con una anchura mínima de 3,5 metros, para que puedan pasar los vehículos de emergencia, inspeccionará la venta de productos pirotécnicos, realizará controles preventivos de alcoholemia y drogas, controlará la venta ambulante y vigilará las zonas en las que pueda haber más gorrillas. El Grupo Giralda, la unidad especializada en la vigilancia del casco histórico, ampliará su radio de acción a Nervión. La Línea Verde se encargará de redoblar las inspecciones de los veladores y terrazas y la venta de alcohol no autorizada.

En cuanto al transporte público, Tussam duplicará el número de autobuses en las líneas que acceden al centro. Ya este fin de semana habrá un refuerzo especial, que se mantendrá durante todo el periodo de vigencia del plan. El Metrocentro se cortará cuando la Policía decida que hay riesgo para la seguridad de los viandantes. También habrá un refuerzo de los taxis durante el periodo de vigencia del plan.

Fuente:  http://www.diariodesevilla.es/article/sevilla/1661766/centro/esta/blindado/hasta/enero/con/policias.html