Guardia Civil

Interior teme que los CDR se infiltren en grupos ecologistas para reventar la Cumbre del Clima

El Ministerio del Interior cuenta con que grupos de CDRs y anarquistas procedentes de Catalunya acudirán a Madrid para tratar de protagonizar acciones de protesta durante la Cumbre del Clima (COP 25) de Naciones Unidas que tiene lugar entre el 2 y el 13 de diciembre. Para evitar ser detectados, los activistas de los CDR están tratando de infiltrarse en diferentes grupos ecologistas, según informes de la Guardia Civil conocidos por EL PERIÓDICO.

Diversos grupos ecologistas que luchan contra el cambio climático y la pasividad de los gobiernos tienen previsto realizar acciones de protesta no violentas a las que han invitado a unirse a «rebeldes de todo el mundo». La Guardia Civil tiene bajo su lupa especialmente a XR (Extinction Rebellion) España, un grupo nacido el pasado mes de enero que estos días ofrece alojamiento en Madrid a todos los «rebeldes» que quieran acudir.

Invitación del grupo ecologista XR para participar en las acciones de protesta de la Cumbre del Clima. / EXTINCTIONREBELLION.ES

La Guardia Civil cree que miembros de los CDR tratan de aprovechar esas facilidades para camuflarse y sabotear la cumbre sin ser detectados. «Aunque se camuflen ahí, los CDR no vendrán a Madrid para defender la Naturaleza, sino para aprovechar el altavoz social y mediático de la Cumbre, reivindicar la libertad de los presos y la independencia de Catalunya».

«Quebrar algunas leyes»

Los ecologistas de XR defienden las ADNV (acciones directas no violentas), aunque advierten a sus seguidores que «vamos a quebrar algunas leyes» durante las protestas de la Cumbre del Clima. Un portavoz internacional de Extinction Rebellion en España explicó a EL PERIÓDICO que «somos un movimiento no violento. Sabemos que estamos en la lupa de la policía, pero no tenemos nada que esconder». Añadió que para el lunes día 2 preparan una acción de «bienvenida» a los políticos, entre otros actos de protesta.

Respecto a la posibilidad de que en sus movilizaciones se infiltren activistas violentos, ya sean miembros de CDRs llegados de Catalunya o anarquistas radicales de otros puntos de Europa, este portavoz de XR explicó que «no creo que suceda, porque se diluirían en nuestras movilizaciones, no tendrían sitio. La violencia no tiene sitio en nuestras acciones«. Puso como ejemplo de su talante y su forma pacífica de actuar que «nos hemos reunido varias veces con la ministra de Transición Ecológica» y «enviamos una carta al ministro del Interior, Grande-Marlaska» en la que llegaban a pedirle disculpas por los problemas derivados de sus acciones.

Adaptarse fuera de Catalunya

Fuentes policiales confirmaron la diferencia entre los dos movimientos. «Los CDRs tienen un perfil más violento que los activistas de XR», explican. Añaden que no esperan explosiones violentas de los miembros más radicales de los grupos catalanes independentistas. «Han venido a otras protestas a Madrid y no han sido demasiado violentos. Esperemos que no se salgan mucho del guión general. Su territorio es Catalunya y aquí tienen que adaptarse», subrayan.

XR (Rebelión contra la Extinción) es un grupo ecologista que nació en Inglaterra, donde el pasado 7 de octubre más de 500 personas intentaron ocupar y paralizar el aeropuerto London City, sentándose durante tres días ante las puertas de salidas y llegadas. Su símbolo es un reloj de arena y su eslogan contra el cambio climático es «el tiempo se acaba».  Han lanzado un «ultimátum» a los políticos que participen en la cumbre de Madrid y anunciado acciones para que la COP 25 «sirva para algo”.

700 rebeldes y los estorninos

Uno de sus portavoces distingue su grupo, con delegaciones en casi toda España, de otros como Ecologistas en Acción y Greenpeace, que ya «forman parte del coro» en su opinión. Asegura que unos «700 rebeldes, de los que unos 300 vienen de fuera» participarán en las acciones de protesta organizadas por ellos durante la Cumbre del Clima. Asume que la policía podrá identificarlos y sancionarlos, «gracias a la ley mordaza. Ojalá nos detuvieran, así el mundo vería que se reprime a la gente que protesta de forma pacífica contra el cambio climático».

La Guardia Civil considera a XR el grupo ecologista más «problemático» para estos días. «Están bien organizados, se mueven por Telegram según la teoría de los estorninos«, aseguran las fuentes consultadas. «Un ideólogo guía a todos y realiza los preparativos, pero el día de la acción es otro responsable el encargado de decir al resto lo que debe hacer, ellos siguen sin preguntar. Así se garantizan opacidad, seguridad y discrecionalidad, para evitar filtraciones». El lugar y la finalidad de la Acción de Desobediencia No Violenta se desvela en el último momento.

Distraidos en Madrid

Así ocurrió el pasado 7 de octubre en Madrid. Más de 300 activistas fueron convocados en plaza de Castilla. Tras moverse por varios lugares de la ciudad, acabaron protagonizando una sentada en el puente de Nuevos Ministerios. Grupos de antidisturbios de la policía acabaron dispersándolos. Tres personas fueron detenidas.

Otra opción contemplada por Interior es que los grupos más radicales aprovechen la reunión en Madrid para provocar incidentes en Catalunya. Más de 1.400 agentes antidisturbios de la policía que estuvieron destinados allí tras la sentencia del procès han regresado a otros lugares de España. «Cientos de esos agentes de las UIPs estarán en la cumbre del clima en Madrid, de forma que los CDR pueden ver una oportunidad para actuar en calles catalanas, especialmente el fin de semana largo del 6 de diciembre», subrayan fuentes policiales.

Fuente: https://www.elperiodico.com/es/politica/20191129/guardia-civil-cdr-infiltrados-ecologistas-cumbre-clima-7754922