Guardia Civil

Investigan la muerte violenta de un matrimonio cubano en Costa Esuri

La habitual tranquilidad de la urbanización Costa Esuri, situada a seis kilómetros de Ayamonte y junto al cauce del Guadiana, se vio rota a primera hora de la mañana de ayer sábado por unos gritos de auxilio. Procedían del interior de una de las viviendas adosadas del residencial C.R. Lomas de Esuri, en la calle José de Espronceda, y llamaron la atención de varios vecinos, que no dudaron en alertar pocos minutos antes de las 8.30 horas al servicio de Emergencias 112 Andalucía.

Los vecinos describieron gritos y llamadas de auxilio. Pero cuando llegó una patrulla de la Guardia Civil solo halló en el interior de dicho domicilio silencio y dos cuerpos sin vida. Los de los integrantes de un matrimonio de origen cubano: un hombre y una mujer, que además presentaban evidentes signos de violencia, según fuentes consultadas por Huelva Información. La patrulla policial enviada al lugar había requerido asistencia sanitaria de manera urgente para acudir a la vivienda, aunque una vez llegaron encontraron ya a la pareja fallecida.

EL HOMBRE ESTABA ARMADO CON UN CUCHILLO Y LA MUJER TENÍA EN LAS MANOS UN MARTILLO

Él, Erasmo Lazcano, tenía 53 años de edad y era periodista del diario portugués Jornal do Algarve, además de escribir regularmente en periódicos de la disidencia cubana en Miami. Por su parte ella, Lisbete Lastre, tenía 45 años y regentaba una floristería en el centro de Ayamonte, concretamente en la calle Enrique Villegas, junto al teatro Cardenio de la ciudad fronteriza, donde eran bastante conocidos por los vecinos.

Miembros de la Policía Judicial en el lugar de los hechos en Costa Esuri.

Miembros de la Policía Judicial en el lugar de los hechos en Costa Esuri. JORDI LANDERO (Ayamonte)

Inmediatamente la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Huelva inició una investigación para esclarecer los hechos, según indicaron fuentes del Instituto Armado, que no pudieron precisar más datos sobre el suceso al decretarse el secreto de las actuaciones. No obstante, según pudo saber este diario, los investigadores trabajan sin descartar ninguna hipótesis ya que cuando fueron hallados los cadáveres el hombre asía un cuchillo y la mujer un martillo.

La plácida tranquilidad de Costa Esuri se vio rota durante toda la jornada de ayer merced al cordón policial desplegado en torno a la vivienda en la que sucedieron los hechos, a la que acudieron agentes del servicio de criminalística de la Guardia Civily una comisión judicial. Sobre las 14.00 horas los servicios funerarios retiraron los cadáveres del domicilio, que una hora más tarde ya estaban en Instituto de Medicina Legal de Huelva para serles practicada la autopsia.

Los agentes hablan con los vecinos de la zona.

Los agentes hablan con los vecinos de la zona. JORDI LANDERO (Ayamonte)

José María Mayo, teniente de alcalde de Seguridad Ciudadana del Consistorio ayamontino, confirmó a Huelva Información aunque la hipótesis más probable que se baraja es que se trate de un caso de violencia de género, no se descarta que pudiera haber “terceras personas” implicadas en los hechos. Los escasos vecinos que a lo largo de la jornada de ayer se acercaron a las inmediaciones del lugar de los hechos, relataron a los periodistas que el matrimonio se trataba de personas “aparentemente normales”, y que desde que vivían en dicho domicilio nunca habían apreciado “nada extraño”. Igualmente añadieron que salían con asiduidad a pasear por la zona en compañía de un hijo pequeño de unos cuatro años que tenían a su cargo.

Dicho menor, según precisó el alcalde en funciones de Ayamonte, Alberto Fernández, ha quedado al cargo de la abuela materna, con quien se encuentra desde el primer momento, y ambos están alojados por el momento en casa de una familia amiga de los fallecidos. No obstante, el primer edil ayamontino no pudo precisar si el niño estaba con su madre cuando se produjeron las muertes.

Imagen de la pareja publicada en sus redes sociales.

Imagen de la pareja publicada en sus redes sociales. M. G. (Ayamonte)

El teniente de alcalde de Seguridad Ciudadana del Consistorio ayamontino, que casualmente el día antes había mantenido una conversación con el fallecido durante un acto celebrado en el Ayuntamiento fronterizo, indicó a este periódico que la pareja residía en el municipio desde hace “dos o tres años”, y que no constan denuncias previas por malos tratos entre ellos. Mayo también los describió como personas “muy viajeras”, las cuales antes de vivir aquí habían residido en el Algarve portugués, desde donde “venían asiduamente a Ayamonte porque les gustaba mucho esta localidad, hasta que hace dos o tres años se instalaron en Costa Esuri”.

Según reveló Mayo, se trataba de dos personas “integradas, sin antecedentes, educadas y tranquilas” por lo que “aún no se sabe si ha sido un arrebato o si ha habido terceras personas”. Finalmente el primer edil ayamontino relató sobre el suceso que “es una de esas cosas que no te esperas, cuando es gente que jamás ha mostrado nada fuera de lo normal”, al tiempo que recordó que el hombre le hizo “un par de entrevistas para Jornal do Algarve, y estoy descolocado, porque estas cosas siempre te dejan trastocado”.

Fuente: https://www.huelvainformacion.es/provincia/Investigan-violenta-matrimonio-Costa-Esuri_0_1362164096.html