Guardia Civil

La Guardia Civil cierra un año récord de capturas de marihuana en Cáceres

Cerca de 24.000 kilos de marihuana, o lo que es lo mismo, 24 toneladas de una planta de bajo peso. Se trata de una cantidad extraordinaria, tanto que ha marcado el año récord de incautaciones en la provincia. Según los datos facilitados por la Comandancia de la Guardia Civil de Cáceres a petición de este diario, 2019 ha sido un ejercicio excepcional en aprehensión de marihuana, frente a los menos de 1.000 kilos que por ejemplo se incautaron durante el año 2018, que ya fue una cantidad considerable. Se trata de un balance muy positivo teniendo en cuenta que estos tipos de sustancias son los que tienen mayor introducción entre los más jóvenes.

Realmente, el número de decomisos y personas detenidas en 2019 por delitos de tráfico de drogas (en este caso marihuana), no ha variado mucho respecto a las incautaciones y arrestos del año anterior. Más bien al contrario. La Guardia Civil realizó 44 actuaciones por cultivo y tráfico de ‘maría’ que derivaron en 94 detenidos durante 2018, frente a las 38 operaciones y los 67 detenidos del ejercicio 2019. Sin embargo, este último año se ha caracterizando por el elevado número de plantas de Cannabis Sátiva incautadas, cerca de 24.000 kilogramos, «debido fundamentalmente al desmantelamiento de la mayor plantación tipo outdoor (en el exterior) que, hasta la fecha, se ha llevado a cabo en Extremadura, siendo también una de las mayores aprehensiones a nivel nacional», explica la Oficina Periférica de Comunicación (OPC) de la Comandancia.

PRINCIPALES OPERACIONES / Esta monumental plantación se localizó el pasado agosto en el término municipal de Alcuéscar (Cáceres). A través de la denominada ‘Operación Centinela Verde’, desarrollada por agentes del Equipo Roca de la Guardia Civil de Cáceres, se desmanteló un cultivo compuesto por 21.692 plantas de marihuana en cinco hectáreas, que arrojaron un peso de 22,9 millones de gramos, «además de 280.000 gramos de cogollos de marihuana almacenados en cajas, 653 gramos de marihuana prensada, y numeroso material utilizado para el cultivo y elaboración», detallan desde la OPC. El valor en el mercado alcanzaría los 14 millones de euros.

Paralelamente se procedió a la detención de diez varones, todos mayores de edad, nueve de ellos de nacionalidad albanesa y uno español, como supuestos autores de un delito de tráfico de drogas.

Además, durante 2019 se han llevado a cabo otras intervenciones de peso, por ejemplo la ‘Operación Casar-Gordo’ en Casar de Miajadas (Cáceres) y Villanueva de la Serena (Badajoz). Se realizaron diez registros simultáneos que se saldaron con diez detenidos y la intervención de 96.000 euros, 1.400 plantas de marihuana, 240 dosis de cocaína, sustancia de corte, 950 gramos de oro y 5 vehículos de alta gama. Participaron distintas unidades de la Guardia Civil (UEI, GRS, USECIC y patrullas de seguridad ciudadana).

Otra operación destacada fue la detención de un ciudadano francés con droga y además con un vehículo robado, en el que transportaba un total de 65.290 gramos (65 kilos) de cogollos de marihuana, dispuestos en cinco sacos que sustituían a los asientos del vehículo. Se le interceptó cuando circulaba por la autovía A-66, en el kilómetro 570, entre Valdesalor y Cáceres, tras saltarse un control de tráfico. Además, el pasado noviembre se localizó en la A-5, sentido Madrid, a otro sujeto con cinco bolsas llenas de cogollos.

¿Pero cómo se sigue la pista de estos cultivos? «La incautación de las plantaciones ilegales se produce a consecuencia de las investigaciones que la Guardia Civil realiza dentro del plan que la Comandancia de Cáceres mantiene permanentemente activo, para la prevención y lucha contra el tráfico y consumo de drogas», explican los agentes de la OPC. Son investigaciones «que normalmente se extienden durante meses o años», y que suelen finalizar con varios detenidos y la incautación de grandes cantidades de droga. «No obstante, en muchas actuaciones ha resultado y resulta fundamental la colaboración ciudadana», recuerdan desde la comandancia.

En la lucha contra la marihuana, que es la droga que se cuela con más facilidad en las edades escolares, se distinguen dos tipos de plantaciones: outdoor (al aire libre) e indoor (interiores, ocultas en inmuebles). Las primeras garantizan un crecimiento mayor y más rápido de la planta, pero las segundas, aunque necesitan grandes aportes de agua y luz eléctrica, permanecen ocultas a los ojos de los ciudadanos y las fuerzas del orden.

«En la provincia de Cáceres no destaca un tipo sobre el otro. El número de plantaciones indoor y outdoor que incauta la Guardia Civil viene siendo similar», explican desde la OPC.

«De hecho, el clima de altas temperaturas del que goza la provincia durante la mayor parte del año, hace que las plantaciones tipo outdoor fructifiquen incluso durante los meses posteriores al verano, época más propicia para el crecimiento de la marihuana», detalla la OPC. Además, en las comarcas de la provincia cacereña donde existe regadío de grandes extensiones, sobre todo en las zonas de maíz, suelen cultivarse en su interior algunas plantaciones de Cannabis Sátiva sin que lo sepa siquiera el dueño de la finca. Quienes lo hacen se limitan a plantar la marihuana y se olvidan de ella hasta su recolección, puesto que no le falta ni agua ni fertilizantes, y crece oculta por el maíz.

PUENTEO ELÉCTRICO / También existen los cultivos indoor, menos susceptibles de ser descubiertos, «que casi siempre llevan aparejado el delito de defraudación de fluido eléctrico, ya que, al necesitar gran cantidad de energía, suelen puentear el cableado hasta la red general para evitar su coste y evitar ser investigados por un alto consumo de energía», desvelan desde la OPC. Por ejemplo, en abril se desmantelaron cuatro cultivos de este tipo de un mismo dueño en Tiétar, y en marzo otros tres en Moraleja, Torre de Don Miguel y Navalmoral, con 6 detenidos y más de 300 plantas.

Las operaciones de la Guardia Civil para acabar con los huertos de ‘maría’ suelen ser iniciadas por las Unidades de Seguridad Ciudadana, Policía Judicial, Equipos Roca, etc…, si bien, por la gravedad o complejidad de la investigación, pueden intervenir varias unidades (USECIC, Servicio Cinológico, Grupo de Reserva y Seguridad, Unidad Especial de Intervención de la Guardia Civil…) para afianzar el resultado con detenciones y pruebas.

Fuente: https://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/caceres/guardia-civil-cierra-ano-record-capturas-marihuana-caceres_1210483.html