Guardia Civil

La Guardia Civil desmonta una red que metía tabaco ilegal en Sevilla desde Cádiz

La Guardia Civil ha propinado otro importante golpe al contrabando de tabaco ilegal. Cada año, miles de cajetillas atraviesan la provincia desde el Campo de Gibraltar. La principal vía es la A-381 (Jerez-Los Barrios), y desde allí se irradia por localidades de la Sierra hasta alcanzar Sevilla. De hecho, en el último golpe, los agentes de la Guardia Civil de Jerez han detenido a cinco personas, tres hombres y dos mujeres, e incautado 16.490 cajetillas, con un valor de mercado de 71.377,85 euros, practicando además dos registros domiciliarios en la provincia vecina.

La operación Nicotine se inició después de una actuación de una patrulla del Destacamento de Tráfico de Jerez, en la que se intervinieron 4.000 cajetillas de tabaco sin las precintas legales y valoradas en 16.200 euros, a una persona domiciliada en Los Barrios, dedicada a la venta ilegal de tabaco de contrabando, con numerosos antecedentes por hechos de similares características.

La investigación desveló que el tabaco interceptado no estaba destinado a abastecer a diversas negocios ilícitos, sino que se trataría de un único destinatario, con un volumen de ventas muy amplio y que se dedicaría tanto a la venta de paquetes mano a mano, como a surtir directamente a otros vendedores, los cuales se surtirían de estas personas.

EL VOLUMEN DE NEGOCIO ERA TAL, QUE LLEGABAN A REALIZAR PEDIDOS SEMANALES DE ENTRE 3.500 Y 5.000 CAJETILLAS DE TABACO
La operación llevó a los investigadores hasta Sevilla, concretamente a dos confiterías desde donde se realizaba la venta de tabaco, además de la de dulces, ya fuera por paquetes, desde el interior del establecimiento, como en cantidades superiores, desde domicilios cercanos, a donde los compradores se trasladaban tras contactar en el establecimiento.

Tras poner en conocimiento de la autoridad judicial las evidencias con las que contaban, se procedió a la solicitud de sendos mandamientos de entrada y registro para los domicilios familiares, encontrando en ellos gran cantidad de cajetillas de tabaco de contrabando procedente de Gibraltar y carentes de las correspondientes precintas fiscales. Una vez detenidos los dos hombres y las dos mujeres, se procedió a la inspección de las dos confiterías que regentaban, encontrando también diversas cantidades de tabaco de contrabando para la venta por paquetes. En total se incautaron 11.412 cajetillas de distintas marcas comerciales, con un valor de 50.635 euros.

Del estudio de la documentación e inteligencia obtenida, se procedió a la detención de una quinta persona, hermano del primer detenido, y que hacía de lanzadera para su hermano, es decir, circulaba por delante del coche cargado de tabaco dispuesto a dar la alarma. Todos han quedado en libertad con cargos.

Fuente: https://www.diariodecadiz.es/provincia/Guardia-Civil-desmonta-Sevilla-Cadiz_0_1335466936.html