Guardia Civil

La Guardia Civil detiene a uno de los presuntos autores de la quema de 7 coches en Massamagrell

La Guardia Civil de Massamagrell ha detenido a uno de los presuntos autores de la quema de 7 vehículos en este municipio y de un coche en Museros. El joven, que es originario de Vilamarxant, ha pasado esta tarde a disposición judicial. Fuentes vecinales han destacado a este medio, que esta oleada de incendios se inició durante la noche de Reyes.

Dos vehículos estacionados en la calle Francisco Redolat empezaron a arder ya de madrugada provocando un denso humo que despertó a los vecinos de la zona. Según V. R., propietario del primer piso, «mi mujer y yo nos asustamos mucho porque cuando nos dimos cuenta, la humareda ya había entrado dentro de la vivienda». Este vecino, junto con los demás inquilinos del edificio, tuvieron que ser desalojados por precaución.

Una evacuación que llevó a cabo bomberos del Consorcio Provincial de Valencia. Tanto ellos como la Policía Local acudieron al lugar del siniestro con celeridad, según fuentes vecinales. Estos hechos generaron una gran preocupación entre los habitantes de Massamagrell, una alarma social que ayer se multiplicó debido a la quema de cinco coches más en el municipio. Ayer a las 19:00 h, dos explosiones alertaron a los vecinos de la calle Llaurador Valencia. El humo, que sobrepasó el tercer piso de esta vivienda, se adentró en el primer domicilio arransando parte del mobiliario. «Tengo las paredes reventadas, está todo negro», ha subrayado resignado el joven inquilino del piso, Jesús Chaparro.

Coches quemados en Massamagrell. / IRENE MARSILLA
De fondo, Amparo, la vecina del tercero, ha empezado a vocear improperios contra los causantes del incendio. «Que detengan ya a esos sinvergüenzas». Amparo, nerviosa, ha recordado el susto que se llevó al escuchar el sonido del motor al explotar. «Pensé que eran dos bombas, me alarmé mucho«. En esta línea, varios vecinos de la localidad se han reunido ante la finca para observar el resultado de los incendios en la fachada. Entre ellos, el amigo del titular de uno de los vehículos calcinados. Según esta persona, su compañero le ha comentado que el modus operandi de los delincuentes (los vecinos sospechan que son varios), consiste en romper el cristal del coche y arrojar dentro pastillas de encendido de queroseno. De momento, varios vehículos calcinados permanecen en las calles del municipio a la espera de que el dueño llame a la compañía de seguros para peritarlo.

En total, se han quemado siete coches en Massamagrell y uno en Museros. Según el propietario del bar Villaroya, Miguel Ángel Medina, esta oleada de incendios ha generado decenas de hipótesis entre los vecinos. Desde que son varios chicos encapuchados sin ningún móvil, hasta que son traficantes que han querido desviar la atención de la Guardia Civil y la Policía Local.