Policía Nacional

La Guardia Civil detiene a uno de los principales distribuidores de cocaína a gran escala de la Región

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco de la operación ‘Mayordomos’, ha desarrollado una investigación dirigida a la lucha contra el tráfico de droga, que ha culminado con la detención de uno de los principales proveedores de cocaína a gran escala de la Región de Murcia que, presuntamente, distribuía la droga entre otros narcotraficantes menores, también en la provincia de Alicante.

Al detenido, que estaba siendo buscado por la Audiencia Provincial de Murcia para su ingreso en prisión por causas similares, se le atribuye la presunta autoría de los delitos de tráfico de droga, de pertenencia a organización criminal y de falsedad documental, según informaron fuentes de la Benemérita en un comuicado.

Su compañera sentimental –española y de 29 años– y un colaborador –varón, español y de 28 años– también ha resultado detenidos como miembros de la supuesta organización criminal dedicada al tráfico de droga.

En los registros practicados en dos inmuebles de Murcia y en uno de Alhama de Murcia se han incautado más de 10 kilos de cocaína, materiales y productos para la manipulación de la droga, un permiso de conducir y un pasaporte, falsificados; teléfonos móviles, vehículos y 140.000 euros.

PROVEÍA A OTROS NARCOTRAFICANTES

La investigación se inició a finales del pasado año, cuando la Guardia Civil conoció que un experimentado delincuente, con un abultado historial delictivo por tráfico de sustancias estupefacientes, había retomado su actividad delictiva con la distribución de cocaína a otros narcotraficantes de la Región e incluso de la provincia de Alicante.

Puesto el foco en sus movimientos, los investigadores lograron interceptar el envío de más de 60 kilos de productos químicos que, si bien pueden emplearse de forma legal, son conocidos como habituales precursores para adulterar cocaína y heroína con el objetivo de multiplicar el número de dosis, también utilizados para la obtención de nuevas sustancias psicotrópicas, conocidas como drogas ‘de nueva generación’ o ‘de diseño’.

Para entonces, la Guardia Civil ya había ubicado tres inmuebles donde, supuestamente, podía almacenar tanto la droga, como el dinero y otra serie de documentación de interés para la investigación, en concreto, una vivienda en Murcia, una tienda de ropa en la capital murciana y un domicilio en un conocido Resort del municipio de Alhama de Murcia.

Ya en el mes de enero, una orden de la Audiencia Provincial de Murcia decretaba su localización y detención para el cumplimiento de penas vinculadas a causas anteriores por tráfico de droga, por lo que el sospechoso, conocedor de su búsqueda, extremó, más aún si cabe, sus medidas de autoprotección y seguridad.

Según se desprende de la investigación, obtuvo un permiso de conducir y un pasaporte falso a nombre de una tercera persona, que le permitieron desplazarse por todo el territorio nacional de forma impune, lo que dificultó en gran medida su rastreo, aunque los investigadores ya habían certificado sus andanzas distribuyendo cocaína entre otros narcotraficantes menores y a distintos puntos de venta de droga de la Región de Murcia y de otros municipios limítrofes de la provincia de Alicante.

Reunidas todas la pruebas e indicios y después de varios meses de intensa investigación, la Guardia Civil solicitó autorización para la entrada y registro en los inmuebles objeto de la investigación.

Los tres registros se saldaron con la incautación de 10 kilos de cocaína, materiales y productos para la manipulación de la droga, un permiso de conducir y un pasaporte, falsificados; teléfonos móviles, vehículos y 140.000 euros.

En uno de los vehículos intervenidos se halló una ‘caleta’, o doble fondo, que se accionaba colocando un imán junto al asiento del conductor. Su apertura dejaba a la vista un habitáculo bajo el suelo de los asientos traseros, incluido el del maletero, cuya capacidad podía albergar hasta 300 kilos de sustancias.

‘PISO FRANCO’ EN ALHAMA DE MURCIA

El entramado delictivo se asentaba en estos tres inmuebles, de tal forma que la vivienda de Murcia era el domicilio familiar; la de Alhama de Murcia, el ‘piso franco’ donde recibían, manipulaban y almacenaban la droga y el dinero; y la tienda de ropa en Murcia, regentada por su pareja, el negocio que daba credibilidad a su abundancia económica.

En la vivienda de Alhama de Murcia, los guardias civiles hallaron tres cajas fuertes dotadas de dobles fondos, instaladas en uno de los armarios, que les permitían asegurar tanto la droga como el dinero.

La operación ‘Mayordomos’ ha culminado con la detención del principal sospechoso –varón, español y de 34 años–, de su compañera sentimental –española y de 29 años– y de un colaborador –varón, español y de 28 años– todos ellos como presuntos autores de los delitos de tráfico de droga, de pertenencia a organización criminal y de falsedad documental.

Los detenidos, la droga, el dinero, los vehículos y los efectos incautados, así como las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del juzgado de Instrucción número 2 de Murcia. El principal cabecilla y su colaborador han ingresado en prisión.

Fuente: https://www.orm.es/informativos/noticias-2021/la-guardia-civil-detiene-a-uno-de-los-principales-distribuidores-de-cocaina-a-gran-escala-de-la-region/