Guardia Civil

La Guardia Civil investiga la muerte de una joven de 18 años en Cartaya

El amanecer se tiñó de negro ayer en Cartaya. La luctuosa noticia cogió a los vecinos aún en la cama. La mañana avanzaba lentamente, era domingo, y el hallazgo del cuerpo sin vida de una joven marroquí de tan solo 18 años de edad en su propio domicilio se coló en el desayuno de los cartayeros.

Consternación e incertidumbre, cuando el municipio aún no se había repuesto del revés del día anterior, cuando un conocido vecino falleció como consecuencia de los numerosos golpes provocados tras quedar una de sus piernas enganchada a la cuerda de un burro de su propiedad, y ser arrastrado por el animal varias decenas de metros en una finca.

Era media mañana y Huelva Información avanzó que agentes pertenecientes a la Unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil habían abierto ya una investigación para esclarecer las circunstancias que rodeaban la muerte de la joven, de ascendencia marroquí, y que llevaba apenas un mes residiendo en el municipio costero.

Los hechos tuvieron lugar en un apartamento del único bloque de la barriada Fuente del Duque, donde coincidiendo con las primeras claras del alba fue notoria la presencia policial y del personal sanitario desplazado hasta el lugar en una ambulancia.

El Servicio de Emergencias 112 Andalucía informó que fue exactamente a las 05:15 cuando en su centralita se recibió una llamada alertando del hallazgo de esta persona, ya fallecida, en el interior de su vivienda.

Por otra parte fuentes cercanas al caso describieron a esta redacción que la joven fallecida había sido hallada con una bolsa en su cabeza. Más incertidumbre aún.

Al lugar se desplazaron efectivos de la Policía Local de Cartaya, sanitarios y agentes de la Guardia Civil que ante las sospechas sobre las circunstancias en las que se encontró la joven avisaron al equipo de Policía Judicial, la cual se ha hecho cargo de una investigación en la que, según fuentes del Instituto Armado, no se descartaba hasta ayer por la tarde que haya podido tratarse de un suicidio.

Tras el levantamiento del cadáver, el cuerpo de la joven fue trasladado hasta el Instituto Anatómico Forense para la realización de la autopsia que determinará las causas concretas del fallecimiento.

Y es que, aunque el cuerpo no presentaba signos evidentes de violencia, existen indicios que llevan a los investigadores a barajar la posibilidad de que pudieran haber participado terceras personas en los hechos.

Finalmente la alcaldesa de Cartaya, Pepa González Bayo, señaló ayer a esta redacción que por el momento no se conocen más datos sobre lo sucedido ya que los hechos aún están siendo investigados por la Guardia Civil.

Fuente: https://www.huelvainformacion.es/provincia/Guardia-Civil-investiga-muerte-Cartaya_0_1570343980.html