Guardia Civil

La Guardia Civil no reabrirá el caso si “no hay nuevos indicios»

La Guardia Civil no tiene ninguna línea de investigación alternativa que le lleve a pensar en otras personas como posibles autores de los asesinatos de Miguel Ángel y María Domínguez, acontecidos hace casi seis años en su casa de Almonte. Así lo confirman a Huelva Información las fuentes del Cuerpo consultadas, que garantizan que por el momento «no hay ningún otro indicio» que apunte en otro sentido ni que sea distinto de los que ya presentaron contra Francisco Javier Medina –absuelto en tres instancias judiciales de la autoría del doble crimen– en el juicio que se celebró en la Audiencia Provincial de Huelva entre el 6 de septiembre y el 6 de octubre de 2017.

Durante los catorce meses que transcurrieron entre el asesinato de Miguel Ángel Domínguez y la pequeña María en el número 3 de la avenida de los Reyes de Almonte (27 de abril de 2013) y la detención del entonces único sospechoso del doble crimen (24 de junio de 2014) los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil realizaron más de 700 entrevistas y analizaron en profundidad cada una de las líneas de investigación que manejaron en aquellos tiempos, más de una decena.

Entre los sospechosos hubo varios ciudadanos extranjeros que quedaron descartados tras la comprobación de sus coartadas. El hallazgo por parte del Instituto Nacional de Toxicología de células epiteliales (piel) de Medina en tres toallas limpias de la escena del crimen, junto con otros indicios, fue clave para que se precipitara su arresto.

INVESTIGADORES DE LA GUARDIA CIVIL

«En cuanto hubiese cualquier indicio seguiríamos con la investigación, como siempre hacemos, solo que en este momento no hay otra»

Los investigadores de la Policía Judicial y de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil dieron por resuelto el caso con un cúmulo de indicios –crimen pasional, ADN, acceso a la casa sin forzar la cerradura, dudosa coartada y testigos, como los caballistas, que lo vieron fuera del puesto de trabajo en horario laboral, etcétera– que apuntaban directamente al ahora absuelto como posible responsable de los crímenes de padre e hija, quienes recibieron más de 150 puñaladas.

«Si hubiera cabido la más mínima duda no hubiese estado en prisión«, señalan las fuentes policiales de este diario, en clara alusión a los más de tres años y tres meses que el exonerado pasó como interno preventivo en el penal de Huelva. La jueza instructora y la Fiscalía también avalaron el acervo probatorio que les presentó la Benemérita, completado con los informes de Toxicología o de los propios forenses. El jurado popular no creyó que fuera suficiente para condenar al almonteño, amante entonces de la mujer y madre de las víctimas, Marianela Olmedo.

Los investigadores de la Guardia Civil mantienen que «en cuanto hubiese cualquier indicio seguiríamos con la investigación, como siempre hacemos, solo que en este momento no hay otra; si no sale nada nuevo, no podemos trabajar sobre nada». En este sentido, abundan en que, hasta la fecha, no hay otro indicio u otra línea de investigación sobre la que trabajar.

Fuente: https://www.huelvainformacion.es/huelva/crimen-almonte-UCO-no-reabrira-investigacion-sin-indicios_0_1318368381.html