Policía Nacional

La Policía investiga una agresión racista a un hombre en Aluche

La Policía Nacional ha informado este viernes de que investiga una supuesta agresión racista perpetrada en la madrugada del 27 de octubre por un grupo de personas que atacó verbal y físicamente a un joven subsahariano en el barrio de Aluche, en el distrito de Latina.

Según una información de la cadena Ser confirmada a Efe por la Policía y por la Asociación Comisión Católica Española de Migraciones (Accem), el denunciante caminaba esa madrugada por la calle Maqueda de Aluche cuando se cruzó con varias personas que lo atacaron.

La denuncia por la agresión racista se formalizó el jueves, día 7, en una comisaría de Policía de Madrid, informa ACCEM, ong que señala que la víctima «se encuentra bien y está recibimiento seguimiento psicológico» por parte de la Asociación.

Los supuestos agresores atacaron a la víctima -un hombre subsahariano de 21 años de edad, solicitante de protección internacional-, a quien le propinaron puñetazos, se dirigieron a él llamándole «negro de mierda» y le golpearon de forma repetida con una botella hasta el punto de perder la conciencia.

Los servicios de Emergencia acudieron al lugar para atender a la víctima de la agresión y le suministraron un parte de lesiones para acompañar la denuncia.

Se da la circunstancia de que esta misma semana el Ayuntamiento de Madrid abrió un expediente informativo destinado a verificar una agresión racista a una mujer latinoamericana perpetrada supuestamente el 31 de octubre a bordo de un autobús de la Empresa Municipal de Transportes (EMT).

En las redes sociales circula un vídeo sobre este hecho en el que se aprecia cómo un joven, al que dos acompañantes -un chico y una chica- llaman «Arturo», insulta a la mujer a la que insta a irse a su «puto país».

El agresor, además, golpea y patea a la mujer en el momento en que ella y su marido bajan del autobús de la línea 77 de la EMT al tiempo que una chica acompañante y él mismo le gritan «fuera, fuera!».

Con respecto a este hecho, el delegado de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Borja Carabante, dijo el jueves que en el centro de mando de la EMT no se vieron las imágenes de la presunta agresión racista.

«En cuanto se produce una agresión de este tipo y el conductor tiene conocimiento se activa un protocolo, hay un aviso al centro de mando de la EMT y se activa la grabación de las imágenes y eso no sucedió», señaló el delegado.

Una información publicada en la web de EsRacismo (esracismo.com) y fechada el pasado día 2, acompañada por el vídeo, describe la supuesta agresión, cometida a las 12:28 horas del 31 de octubre, y explicada por la mujer que grabó las imágenes.

Según esta persona, que la web no identifica, la agresión fue cometida «ante la pasividad de los demás viajeros y del conductor» del autobús.

La mujer citada por EsRacismo dice que sintió rabia porque el conductor de la EMT «no dijo nada. Cuando me baje le grité que tenía todo grabado, pero en ningún momento detuvo el vehículo para llamar a la policía o pedir a los agresores que se bajaran».

Fuente: https://www.elmundo.es/madrid/2019/11/08/5dc5b146fc6c83ed468b4659.html