Policía Nacional

La Policía libera a un narco que fue secuestrado y torturado en Marbella durante diez días

Secuestrado y torturado en una casa de Marbella, el reloj corría en su contra. Sus familiares debían pagar los 165.000 euros en los que se había valorado su vida, si no, le matarían. Sin embargo, la Policía Nacional ha logrado liberar a este narco danés después de diez días de cautiverio, según han informado desde la Comisaría Provincial.

Todo comenzó con una llamada a los padres de la víctima, un joven de 30 años al que le constaba una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) interpuesta por Dinamarca por un delito de tráfico de drogas. En ella, unos desconocidos les exigían el pago exprés de la citada suma por la vida de su hijo.

Solo les dieron unos datos: un número de cuenta bancaria a la que debían hacer una transferencia con el dinero y unas fotografías. En ellas, según han precisado desde la Policía Nacional, se podía ver al joven lleno de magulladuras. También dieron un plazo, seis horas para hacer el depósito del dinero, y un aviso: de no cumplir con los requisitos, matarían a su hijo.

Los padres denunciaron rápidamente lo ocurrido. Arrancaba así una operación internacional. Las autoridades de Dinamarca, a través de las oficinas nacionales de Europol, se pusieron en contacto con la Policía Nacional para informar de que un ciudadano danés había sido secuestrado en Marbella.

El tiempo seguía corriendo en contra de la víctima. Ese mismo plazo de seis horas era el tiempo con el que contaban los investigadores para localizar y liberar al joven danés. La eficacia de las pesquisas permitió dar a los agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) rápidamente con él y situarlo en una casa de la localidad costasoleña.

Rápidamente se estableció un dispositivo para liberar a la víctima. Con autorización del Juzgado de Instrucción número 4 de Marbella, los policías nacionales entraron en la vivienda y localizaron al joven. Se encontraba encerrado en una habitación de la primera planta.

Tumbado sobre un colchón en el suelo, presentaba numerosas heridas por todo el cuerpo, ya que había sido torturado. Desde la Comisaría Provincial han precisado que tenía la clavícula desplazada, fracturas graves en el codo derecho y contusiones y pinchazos por todo el cuerpo.

No estaba solo en la casa. Los agentes detuvieron en la vivienda al que en esos momentos se encargaba de vigilar a la víctima. Se trata de un joven de 23 años y de nacionalidad española, que fue arrestado acusado de los delitos de lesiones, secuestro, pertenencia a grupo criminal y tenencia ilícita de armas.

Precisamente, respecto a este último delito, los policías nacionales intervinieron en la casa un revólver, siempre según han señalado desde la Comisaría Provincial, desde donde han apuntado que también fueron halladas sustancias estupefacientes, una máquina envasadora, una balanza de precisión y 3.835 euros en efectivo.

La investigación, que determinó que el joven llevaba 10 días secuestrado, por estos hechos sigue abierta. Las fuentes consultadas por este periódico han informado de que el joven danés habría contraído una deuda económica con una organización de narcotraficantes y que el secuestro se habría producido para saldar la misma.

Fuente: https://www.diariosur.es/marbella-estepona/policia-libera-narco-20190823102821-nt.html