La Policía Nacional detiene a dos presuntos traficantes que vivían en la calle Botica

0
110

La Policía Nacional ha detenido a dos presuntos narcotraficantes que trapicheaban con sustancias estupefacientes, principalmente rebujito, en la calle Botica y en Guillén Moreno.

Los agentes de la Unidad de Pequeño Tráfico de la Udyco-Bahía de Cádiz realizan una labor importantísima en la ciudad para limpiar de pequeños traficantes algunas zonas golpeadas históricamente por las drogas como Santa María o la barriada de la Paz. Los dos detenidos en esta ocasión son un hombre y una mujer, ambos residentes en la calle Botica, aunque al varón se le detuvo mientras realizaba una transacción en Guillén Moreno con papelinas escondidas en los calcetines.

La mujer, cuyas iniciales son L.R.J., y tiene 46 años, vendía desde su propio domicilio del barrio de Santa María. Allí fueron pillados dos compradores con dosis de rebujito, una mezcla de heroína y cocaína que resulta sumamente adictiva y que está pegando muy fuerte en los últimos años en la zona gaditana. Cuenta con antecedentes penales, aunque sólo por pequeños hurtos y no por delitos contra la salud pública.

El caso del detenido es diferente, puesto que es un viejo conocido de los agentes. Se trata de P.G.B., de 39 años, que cuenta con 34 detenciones anteriores, siete de ellas por tráfico de drogas. Lleva siendo arrestado de forma habitual esde el año 1996 y cuando fue detenido se encontraba en libertad condicional, por lo que ingresará en prisión nuevamente.

La labor del grupo de Pequeño Tráfico de la Comisaría Provincial de Cádiz es digna de alabanzas, puesto que en los últimos tiempos sus miembros han detenido a algunos históricos del menudeo. Es el caso de M.R.L., alias Lete, vecino de la barriada de la Paz, una de las zonas más conflictivas, y que lleva tiempo creando una gran alarma entre sus vecinos. Esta persona, junto a su hermano, han sido enviados a prisión y la Policía cree que pueden pasar algunos años a la sombra por juicios pendientes.

Quien sigue en prisión es El Ruso, que tiene varios juicios pendientes aún y fue condenado tras su última detención.

Cuatro años y seis meses de cárcel le han caído recientemente a C.O.C., que también vivía en la calle Botica y que fue detenido con cinco gramos de heroína. No quiso llegar a un acuerdo y finalmente le han impuesto una pena bastante elevada a tenor de la poca cantidad de droga que llevaba por el hecho de ser reincidente.

La Policía destaca que la mayoría de la droga que llega hasta la capital gaditana viene de Sanlúcar de Barrameda, y que hasta que no se pongan más medios para atacar ese gran supermercado de la provincia actualmente resultará muy complicado acabar con el pequeño tráfico en barrios gaditanos.

Fuente: http://www.diariodecadiz.es/article/cadiz/2163404/la/policia/nacional/detiene/dos/presuntos/traficantes/vivian/la/calle/botica.html

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí