Policía Nacional

La Policía tiene que esconder en un lugar secreto a menores de edad víctimas de abusos sexuales

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Madrid a una joven de 19 años por prostituir a menores de edad. Una vez arrestada, según han informado a LA RAZÓN fuentes de la investigación, las víctimas empezaron a ser acosadas a través de las redes sociales por los familiares de la inductora, por lo que tuvieron que ser llevadas a un domicilio secreto con el fin de protegerlas.

La investigación comenzó tras la denuncia de la madre de las víctimas tras descubrir que una amiga las estaba explotando sexualmente. La detenida ofrecía a conocidos la virginidad de una de las menores a cambio de dinero, además de organizar encuentros en apartamentos de alquiler por horas.

Tras las primeras comprobaciones, los policías descubrieron que la detenida actuaba como enlace; facilitaba el contacto entre las menores y los clientes y obtenía siempre un porcentaje de los beneficios.

Además, los agentes descubrieron que había ofrecido a la más pequeña de las hermanas, de 14 años, que vendiese su virginidad a cambio de una cantidad de dinero de la cual se llevaría una parte. Los agentes lograron localizar el apartamento donde se producían los encuentros sexuales e identificaron a los clientes; eran tres varones de entre 32 y 41 años, que fueron también detenidos.

Los investigadores analizaron tanto los dispositivos electrónicos de las afectadas como los intervenidos a los arrestados y comprobaron que había dos víctimas más, también menores. Por todo ello, los agentes detuvieron a los tres varones y a la joven como presuntos responsables de un delito de prostitución de menores.

Además, a los tres individuos se les imputa igualmente un presunto delito de abuso sexual y, una vez puestos a disposición de la autoridad judicial, esta decretó el ingreso en prisión de la mujer.

Fuente: https://www.larazon.es/espana/20210511/rfbhtksqzbgxbju377vql3xsre.html