Sin categoría

Los vigilantes de seguridad de Telefónica se concentran por el impago de las nóminas

Los vigilantes de seguridad de Telefónica, servicio que presta la empresa Falcón S.A. en Melilla, se manifestaron ayer y pararon durante una hora su trabajo con el objetivo de protestar contra el impago de sus nóminas. Los cinco vigilantes contratados por Falcon aún esperan que la empresa les abone noviembre, así como la paga extra y otros atrasos.

El responsable de la Federación de Servicios de UGT en Melilla, José Luis Faus, aseguró ayer que Falcon debe a los cinco trabajadores entre 7.000 y 8.000 euros a cada uno de ellos, por lo que esta empresa tendría una deuda de más de 35.000 euros con los empleados de la ciudad. Además, UGT cree que Falcon se declarará en quiebra para evitar el pago de las nóminas de diciembre.

Faus explica que hace unos días Telefónica, tras conocer que Falcon no abonaba las nóminas a sus trabajadores, decidió restringir el contrato para que otra empresa pueda hacerse cargo de la vigilancia de sus instalaciones en Melilla. En un principio, la nueva contratación del servicio iba a estar finalizada para el día 1 de enero. Sin embargo, el responsalbe de la Federación de Servicios de UGT señala que el proceso se va a demorar algo más de lo previsto.

Falcon está retrasando la documentación que debe entregar para finalizar sus servicios con Telefónica, según indica Faus. Además, la empresa de telecomunicaciones, que estuvo cerca de cerrar un acuerdo con una de vigilantes de seguridad hace unos días, no consiguió firmar este nuevo contrato, aunque no explicó por qué. No obstante, el responsable de la Federación de Servicios de UGT asevera que le consta que Telefónica está acelerando el proceso para adjudicar cuanto antes a otra empresa el servicio de vigilancia de sus instalaciones de Melilla.

No pierden el trabajo

Faus también resalta que Telefónica se ha comprometido a que los cinco vigilantes de Falcon pasen a estar contratados por la nueva adjudicataria de este servicio en Melilla, por ello, destaca en que no hay peligro de que estas personas pierdan el trabajo.

Pero los trabajadores están pasando por una mala situación económica porque han visto cómo Falcon no les ha ingresado la nómina de noviembre, no han recibido la extra de Navidad y no creen que vayan a recibir el abono de la nómina de diciembre. Se quedan sin cobrar su salario en una fechas en las que hay muchos gastos. De hecho, un vigilante, durante la concentración de ayer, dijo en tono irónico que aceptaban donaciones para poder comprar para sus familias los regalos para el día de los Reyes Magos.

Las protestas continuarán hoy de 8:00 a 9:00 horas y de 17:00 a 18:00 horas, aunque UGT no tenía decidido aún a los paros de trabajo se les sumaría una nueva concentración.

En opinión de José Luis Faus, el tema de Falcon se resolverá finalmente en los juzgados. En Melilla, la empresa de vigilantes de seguridad tiene una deuda superior a los 35.000 euros, pero el sindicalista explica que los empleados no tendrán otra vía que la denuncia ante el juzgado para reclamar el pago de las nóminas. Asimismo, señala que si Falcon se declara en quiebra, los trabajadores pedirán al Fogasa que les abone su salario, aunque en este caso, sólo recibirán un porcentaje de la nómina. Por otro lado, informa de que el Comité de Empresa de Falcon ha presentado una demanda ante la Audiencia Nacional por “descapitalización”. UGT dice que supuestamente se estaría realizando un alzamiento de bienes.

Fuente: http://elfarodigital.es/melilla/sociedad/156508-los-vigilantes-de-seguridad-de-telefonica-se-concentran-por-el-impago-de-las-nominas.html#