Sin categoría

Policías españoles y franceses forman patrullas para mejorar la atención al turista

Durante el verano, las calles de Madrid y Málaga se patrullan también «en francés». Agentes de la Policía Nacional española y de la Police Nationale francesa se han integrado en patrullas conjuntas para mejorar la atención al turista en las zonas de mayor afluencia de las dos ciudades, dentro del proyecto «Comisarías Europeas», amparado en el Tratado de Prüm.

Como en años anteriores y con ocasión del periodo estival, agentes de la policía francesa uniformados y con sus armas reglamentarias colaboran en dispositivos de seguridad ciudadana en España para ofrecer así al turista galo una atención integral y en su lengua natal. Los agentes galos desplazados hasta España son castellanoparlantes y prestan servicio desde el 17 de agosto hasta el 1 de septiembre. Sus funciones comprenden desde patrullas a pie o en vehículo hasta atención a víctimas de delitos, prevención de la delincuencia o apoyo en la formalización de denuncias.

El objetivo es estar cerca del turista para ofrecerle una atención integral en el área de seguridad ciudadana, con policías que hablan su lengua y conocen los procedimientos legales propios de ambos países. Las patrullas conjuntas suponen un paso más en la colaboración y cooperación policial internacional, favorecen la mejora de la atención al ciudadano y permiten consolidar el concepto de la seguridad transfronteriza.

La Policía Nacional española forma parte desde el año 2008 de la iniciativa «Comisarías Europeas», en la que también están involucrados agentes de otros países europeos. En el marco de esta colaboración doce agentes de la Policía Nacional española participan desde mayo a diciembre en patrullas conjuntas en las ciudades francesas de París (Chessy-Disney), Burdeos-Arcachon, Marsella, Nimes y Carcassone. También se han desarrollado en 2013 servicios conjuntos con agentes portugueses.

Primeras detenciones

El pasado día 19 de agosto los agentes de una patrulla conjunta en funciones de prevención de hurtos en la zona comercial del distrito de Salamanca de Madrid observaron cómo un individuo entraba y salía repetidas veces de diferentes establecimientos portando una mochila y con actitud vigilante. Ante la posibilidad de que hubiera cometido algún hurto, los agentes procedieron a su identificación. Los policías comprobaron que no portaba ningún objeto sustraído y solicitaron información a la emisora central sobre esta persona, comprobándose que le constaban cuatro reclamaciones en vigor de juzgados de Valencia, Alicante y Madrid, tres de ellas por delitos de hurto. Por este motivo los agentes de la patrulla conjunta procedieron a su arresto.

En París, un agente español participó en la detención del autor de un atraco con arma de fuego en el distrito 18, uno de los barrios más conflictivos de la capital francesa. Tres agentes de la policía francesa y el agente de la Policía Nacional acudieron al lugar cuando se les comunicó que en dicha zona se estaban produciendo disparos y que los asaltantes habían huido.

Los cuatro agentes consiguieron interceptar el vehículo, obligando a los dos individuos que iban armados a bajar del automóvil. Ello se logró gracias a la coordinación policial durante los escasos minutos que duró la intervención. A uno de los arrestados se le intervino una pistola. Además, el conductor es un conocido atracador de bancos.

Fuente: http://www.abc.es/espana/20130824/abci-policias-francia-turistas-201308241322.html