Guardia Civil

Un alcalde valenciano acepta ocho años de cárcel por narcotráfico pero se niega a dimitir

El alcalde de Torres Torres (Valencia), Rafael Moisés Gil (no adscrito), ha sido condenado ha 7 años y 11 meses de prisión por delitos contra la salud pública y los derechos de los trabajadores, de pertenencia a organización criminal, encubrimiento, malversación de caudales públicos y blanqueo de capitales.

Rafael Gil y otros 36 de los 42 acusados en este proceso han admitido sus responsabilidades en un juicio celebrado en la sección tercera de la Audiencia Provincial de Valencia aunque, según ha informado el diario Levante, se niega a dimitir del cargo y las principales fuerzas políticas locales se están organizando para promover una moción de censura.

Según consta en la sentencia, Gil ha sido condenado a dos años por pertenencia a organización criminal; dos años y multa de 6.000 euros por delitos contra la salud pública y nueve meses de prisión e inhabilitación para empleo o cargo público durante dos años por encubrimiento.

También a seis meses por un delito contra los derechos de los trabajadores; dos años de prisión e inhabilitación durante seis años por malversación y ocho meses de prisión y multa de 125.000 euros por blanqueo de capitales.

Rafael Gil fue expulsado del PSPV en verano de 2016, tras ser detenido en una operación dirigida por la Guardia Civil y los Mossos d’Esquadra contra una organización dedicada al tráfico de marihuana y armas de fuego desde España a varios países de Europa utilizando una empresa logística propiedad del alcalde de Torres Torres. El alcalde ha declinado realizar cualquier tipo de declaración respecto a este asunto.